miércoles , 14 abril 2021

Por unanimidad, el Congreso le aprueba a Sergio Torres crédito por 305 millones de pesos

Por unanimidad, el Congreso le aprueba a Sergio Torres crédito por 305 millones de pesos

Irene González

Culiacán, Sinaloa.- Por unanimidad, el Congreso del Estado aprobó la solicitud de crédito por 305 millones de pesos solicitado por el Ayuntamiento de Culiacán y la Japac para la adquisición de los activos de la planta de tratamiento de aguas residuales de la zona norte.

Pese a la aprobación del nuevo endeudamiento para el municipio, por considerar que serán más los beneficios, los diputados del PRD, PAS, PRI y el PAN subieron a tribuna para exponer una serie de argumentos.

La diputada del PRD Imelda Castro Castro pidió al presidente de la mesa directiva, Martín Pérez, que el presidente de la Comisión de Hacienda, Óscar Valdés, expusiera los motivos del dictamen que ellos presentaron.

En su exposición de motivos, el diputado Valdés afirmó que se valoró la deuda de la Japac con la empresa Tacsa, de ahí que el dictamen fue en el sentido positivo.

El coordinador de la fracción parlamentaria del PAS, Héctor Melesio Cuen Ojeda, reconoció que el contrato firmado con la empresa Tacsa durante las administraciones 1996-1999 y 1999-2001 para la construcción de una planta tratadora fue un contrato leonino.

Explicó que como ex alcalde de Culiacán tiene conocimiento de causa, así como el hecho de que varias administraciones, incluyendo que él presidió, han intentado anular este contrato, pero el mismo está muy bien protegido.

El legislador señaló que el contrato firmado con esta empresa fue a 20 años y la inversión realizada por la misma no fue muy onerosa, sin embargo, el pago mensual a Tacsa la hace ver como una empresa agiotista.

Por su parte, la diputada del PRD Imelda Castro Castro dejo en claro que fracción que liderea votó a favor de este dictamen porque es un claro ejemplo de fracaso en los servicios públicos privados.

Expreso que el caso de la empresa francesa Dregremont, mejor conocida como Tacsa, muestra contundente la desventaja de los contractos público privados, como lo será en el caso de los hospitales de Culiacán y Mazatlán.

“Veamos el ejemplo de Tacsa: vamos a pagar 305 millones de pesos a empresarios que en 2001 solo invirtieron 73 millones de pesos y un financiamiento de 98 millones de pesos a Banobras, pero comenzaron apropiándose de 0.87 pesos por metro cúbico de agua tratada y de un pago mensual de 6.2 millones de pesos mensuales; todo ellos con independencia del apoyo con recursos destinados a fondo perdido”, dijo.

Advirtió que el grupo parlamentario del PRD da su voto a favor de este dictamen, pero estarán muy pendientes del ejercicio del crédito por parte de la Japac y en el desempeño en tema del saneamiento de aguas residuales.

Al estar en tribuna Francisco Sonalo Urías, la diputada Imelda Castro le pidió que dijera el nombre del alcalde que durante esa administración hizo el contrato con la empresa Tacsa, a lo que el legislador panista se negó.

El documento enviado al Poder Legislativo y firmado tanto por el alcalde de Culiacán, Sergio Torres Félix, como por el gerente de la Japac, Jesús Higuera Laura, establece que se autorice contratar este empréstito ante la institución financiera que ofrezca las mejores condiciones del mercado.

El crédito es por 305 millones de peso, más IVA, intereses, comisiones y demás accesorios financieros del mercado, así como una línea de crédito contingente, irrevocable y revolvente que servirá como garantía oportuna de las mensualidades.

Entre los argumentos se establece que la Japac es que tendría un ahorro real inmediato estimado de 78 millones de pesos.

Simple Share Buttons