sábado , 27 febrero 2021

Hospitales….en veremos

Oswaldo Villaseñor

Antier cinco diputados integrantes de las comisiones que realizaban el dictamen para aprobar comprometer recursos millonarios de participaciones federales para la construcción de dos hospitales bajo la figura de los contratos público-privados lo firmaron dando su aval.

Los diputados que lo firmaron fueron Óscar Valdez, Luis Fernando Sandoval, Lorena Pérez Olivas, Francisco Solano Urías y la panista ahomense, María de la Luz Ramírez.

Con este dictamen positivo se esperaba que ayer ,así como se dio la primera lectura, se dispensara la segunda y se sometiera a votación y por fin se aprobara. Lo cierto es que no fue así.

Desde temprano empezó a correr un fuerte rumor de que desde el Comité Ejecutivo Nacional del PAN se dictó la línea de votar en contra en dado caso de que se llevara al pleno esta iniciativa, lo cual alertó al PRI, que consideró prudente esperar para no cargar solos con el costo político que, sin lugar a dudas, traerá la aprobación de este nuevo megaendeudamiento y compromiso de los recursos públicos para favorecer a dos particulares visibles y unos cuantos más invisibles.

Fue al filo del mediodía cuando el PAN, a través de su presidente en Sinaloa, Edgardo Burgos Marentes, confirmó el rumor y, mediante una conferencia de prensa, calificó la aprobación de comprometer los recursos públicos para la construcción de los dos hospitales como una verdadera bomba de tiempo y de paso dejó en claro que no avalan los votos a favor de sus dos diputados Francisco Solano Urías y María de la Luz Ramírez.

Esta postura del PAN y el posponer la discusión y aprobación o rechazo, sin lugar a dudas, abre varias lecturas que pronto se podrá ver cuál es la correcta. La primera de ella es que efectivamente el CEN del PAN ya entendió que el gobernador Malova se encuentra más recargado al PRI y decidió pintar su raya y que mejor que votar en contra de esta pretensión del gobernador de favorecer a dos inversionistas.

La otra es que Burgos Marentes, al aclarar que los votos de sus diputados fueron por voluntad propia, pero que no representan el interés del partido, intente aparentar un deslinde falso para no cargar con el costo político que en este momento de elecciones puede ser muy alto.

Pero, además, el que la fracción del PRI, que es mayoría, haya pospuesto la discusión y aprobación, manda la señal de que no están dispuestos a cargar ellos solos con todo el costo político, precisamente por el mismo motivo. Los tiempos electorales no son los mejores para aprobar este tipo de iniciativas tan cuestionadas.

En fin, pronto se sabrá si los partidos del PAN y el PRI le darán revés a este proyecto o solo esperan mejores tiempos para no pagar un costo político tan alto.

Así sin quitarle ni ponerle

Habrá que estar pendientes.

 

Simple Share Buttons