martes , 20 abril 2021

Pacientes en fase terminal podrían decidir si se someten a tratamientos dolorosos

Pacientes en fase terminal podrían decidir si se someten a tratamientos dolorosos

Irene González

Culiacán, Sinaloa.- La diputada Sandra Yudith Lara Díaz presentó una iniciativa de Ley de Voluntad Anticipada para el estado de Sinaloa que contempla reformas a diversas disposiciones a la Ley de Salud y el Código Penal del estado.

El propósito de esta propuesta tiene que ver con los derechos humanos y dignidad humana y es proporcionar a los ciudadanos un instrumento jurídico que le permita decidir sobre su vida y una muerte digna.

Detalló que la iniciativa de ley va dirigida a cualquier persona con capacidad de ejercicio y a cualquier paciente que sufra una enfermedad terminal.

“La forma en cómo se puede ejercer esta Ley de Voluntad Anticipada que plantea la iniciativa es a través de un documento de voluntad anticipada que lo podría firmar cualquier persona ante notario público, esté enfermo o no, porque en eso radica que la voluntad se exprese de manera anticipada. Es decir, estando sanos que podamos firmar un documento y decirle al sector salud del estado que en caso de padecer una enfermedad terminal, no queremos ser sometidos a tratamientos dolorosos que prolonguen nuestra vida”, expuso.

Señaló que la segunda forma para poder utilizar este instrumento jurídico de la voluntad anticipada es a través de lo que se denomina formato de voluntad anticipada que se signaría ante personal médico cuando el paciente se encuentra en internamiento hospitalario y se demuestra en el diagnóstico médico que el enfermo tiene una esperanza de vida de seis meses y si superara este plazo, no se puede aplicar dicha ley.

“Es un tema que ha generado polémica en todos los estados donde se ha aprobado porque se puede confundir. En muchos casos así ocurre con la eutanasia, que no se trata de la eutanasia. En este caso se habla de ortotanasia, que es el término reconocido por los médicos también y que consiste en que se permita que se dé la muerte natural en el paciente. Es decir que podamos tener la posibilidad de evitarle al enfermo cuando su diagnostico no supere los seis meses de vida, decida si se quiere someter o no a tratamientos dolorosos”, agregó.

En este caso la obligación del estado es proporcionar a los pacientes únicamente paliativos que le permitan disminuir el dolor, pero que la enfermedad siga su curso natural y, por tanto, la muerte o la vida.

Reiteró que lo que se busca con esta propuesta es evitar prolongar el sufrimiento a la persona que padece una enfermedad terminal y a sus familias.

Lara Díaz reveló que la Ley de Voluntad Anticipada se aplicó por primera vez en el Distrito Federal y actualmente en 11 entidades más de la República se cuenta con un instrumento jurídico de esta naturaleza.

 

 

Simple Share Buttons