miércoles , 21 abril 2021

Lentitud y largas colas en la USE en expedición de credenciales para descuento en el transporte

Lentitud y largas colas en la USE en expedición de credenciales para descuento en el transporte

Samuel Sánchez Rubio

Culiacán, Sinaloa.- A menos de 15 días de que concluya el plazo para que todos los estudiantes de Sinaloa cuenten con la credencial inteligente para hacerse acreedores al 50 por ciento de descuento en el transporte público, aún continúan las largas filas en la Unidad de Servicios Estatales en Culiacán.

Los estudiantes y los padres de familia que acompañan a sus hijos a realizar el trámite de este plástico aseguran que acuden desde tempranas horas a este edificio, con el objetivo de realizar el trámite en el menor tiempo posible, sin embargo, la lentitud en la recepción de documentos posterga por horas su estadía en el lugar.

“Tuve que llegar a las seis de la mañana, el trámite está demasiado lento, he estado aquí más de dos horas y no se ha avanzado mucho”, expresó Carla González.

Francisca Martínez, estudiante de la Universidad de Occidente, también mostró su descontento en el proceso de expedición de esta credencial. Aseguró que para realizar el trámite, no tuvo otra alternativa más que faltar a clases.

“Si es demasiado lento porque según a las ocho empezaban a atender y empezaron a las nueve, y pues algunos con cita, y nosotros estamos haciendo fila solo para pedir información y tomarnos la fotografía y tenemos que regresar al siguiente día por ella”, aseguró.

La Subsecretaría del Gobierno exhorta a los estudiantes de todos los niveles educativos y a los padres de familia a presentar una denuncia ante las diversas dependencias de vialidad y transporte en Sinaloa, si detectan que los conductores del transporte público no hacen válido el descuento del 50 por ciento a estudiantes al presentar la credencial escolar.

El titular de la dependencia, Jesús Antonio Marcial Liparoli, puntualizó que se debe respetar el acuerdo del gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, el cual establece que el descuento debe hacerse válido a partir del 1 de enero del presente año, aun aquellos estudiantes de nivel básico, media superior o superior que aún no cuenten con su credencial inteligente, ya que pueden presentar la credencial expedida por la institución educativa a la que pertenezcan.

“Si cuenta con la credencial y algún chofer de cualquiera de los servicios del transporte urbano no le aplicará este descuento. Es muy importante que ellos verifiquen el número de camión para que a partir de ahí se haga una denuncia a las dependencias de vialidad, a la ciudad que corresponda para efecto que el área de inspectoría atienda esa queja y se dé seguimiento conforme lo marca la propia normatividad”, detalló.

Con el objetivo de acelerar el proceso de credencialización en el estado, Marcial Liparoli dio a conocer que se inició un programa de visita a instituciones educativas del nivel superior en el municipio de Mazatlán, el cual posteriormente se extenderá a medio superior.

“Estamos terminando de armar el programa para irnos a Los Mochis, y estamos terminando el programa para meternos a Navolato. Aquí en Culiacán seguimos con el esquema que tenemos. En la medida que vayamos cerrando Mazatlán, nos vamos a traer esa infraestructura para seguirle pegando a Culiacán y una vez que concluyamos Los Mochis, lo vamos a pasar a Guasave y una vez que concluyamos Navolato, lo vamos a pasar a Guamúchil para efecto de poder terminar la cobertura en el resto de los planteles”, explicó.

El subsecretario de gobierno puntualizó que a finales del mes de enero contabilizarán el número de credenciales otorgadas, para determinar si continuarán con este proceso de credencialización, pues se busca que todos los estudiantes cuenten con esta tarjeta de descuento para el transporte público.

Respecto a la instalación de validadores en las unidades del transporte público, es decir los aparatos electrónicos donde los estudiantes insertarán las credenciales inteligentes, Marcial Liparoli expresó que solo los concesionarios de los municipios de Salvador Alvarado y Mazatlán han cumplido con esta obligación.

Simple Share Buttons