miércoles , 20 enero 2021

Ante recrudecimiento de la violencia en Sinaloa, necesario un «toque de queda», opina especIlista de la UAS

Ante recrudecimiento de la violencia en Sinaloa, necesario un «toque de queda», opina especIlista de la UAS

Samuel Sánchez Rubio

Culiacán, Sinaloa.- El hecho de que niños y jóvenes, acompañados por sus padres, observen una escena del crimen, como ocurrió ayer en el estacionamiento del restaurante Cayenna, donde fue asesinada una persona a balazos, es una situación que debe de preocuparnos porque envía un mensaje que la violencia está siendo considerada como normal, refirió Isacc Tomás Guevara Martínez.

El investigador de efectos de la violencia de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Sinaloa consideró que estas conductas de parte de la sociedad se derivan de la ola de violencia que se ha presentando en los últimos años, donde es «común» encontrarse cadáveres en cualquier sector de la ciudad.

Con estos sucesos, dijo, desafortunadamente la sociedad ha tenido contacto día a día y, por ende, son situaciones que se han ido naturalizando y se convierten en parte de la vida cotidiana, se va perdiendo la capacidad de asombro y, lo que es peor, la gente que particularmente rodea estos escenarios, no es precisamente gente adulta, ya que hay muchos niños y jóvenes que son los que mas curiosidad tiene por ese tipo de sucesos «y eso creo que debe de preocuparnos porque quiere decir que para los adultos esa situación está siendo normalizada pues también lo es par los niños y jóvenes».

El investigador lamentó que la niñez esté creciendo bajo la creencia de que este tipo de sucesos violentos son normales, ya que a diferencia de las personas adultas, no pueden recurrir a la memoria para decir que había una época donde no ocurrían estas situaciones, sin embargo, los jóvenes y los niños no tienen ese antecedente, pues han crecido con estos sucesos.

El investigador de la UAS exhortó a los padres de familia a evitar no solamente que niños y jóvenes puedan estar expuestos a escenas de crímenes, sino también a dialogar sobre el tema, planteando una postura de reprobación de estos actos.

«Además se debe exigir que las autoridades detengan ya este tipo de sucesos que pasan en Sinaloa, como si fuera un accidente automovilístico, como si fuera cualquier otro evento cotidiano, y los sinaloense no podemos seguir soportando y seguir manteniendo en la vida cotidiana sucesos como ese», consideró.

Aunque de no existir condiciones de parte de las autoridades para frenar la violencia, consideró que los responsables de la seguridad en el estado deben recurrir a medidas más drásticas con el apoyo del gobierno federal.

«Que se elabore un programa de toque de queda , de cero tolerancia. Yo creo que nuestra sociedad no pueda seguir soportando estos eventos, sobre todo una sociedad que no está preparada para ello, porque lejos de de cuestionar ese tipo de sucesos, los ve como si fuera un espectáculo. Ya no solamente se trata como si fuera un accidente automovilístico; se trata de verlo como si fuera un espectáculo y eso creo que deteriora mucho la percepción de los niños y jóvenes que pueden tener de la vida», puntualizó.

Otra de las medidas que propuso el especialista es elaborar programas preventivos para niños, pero sobre todo para padres de familia, ya que ellos son los responsable de inculcar amor.

«Estas cuestiones deben de preocuparnos y de ser motivo para que se implementen programas que deben ser dirigidos no solo hacia los niños y jóvenes, sino a los padres porque son ellos lo que educan a los hijos igual que los profesores», reiteró.

Simple Share Buttons