miércoles , 20 enero 2021

Esta es la vivienda donde fue asesinado y velado un menor de 10 meses por su padrastro

Esta es la vivienda donde fue asesinado y velado un menor de 10 meses por su padrastro

Samuel Sánchez Rubio

Culiacán, Sinaloa.- En un modesto hogar localizado en la colonia Simón Bolivar de la ciudad, el hombre que le quitó la vida a Carlos Emilio, un bebé de 10 meses de edad, velaba sus restos en presencia de la madre de este pequeño, a quien la había amenazado para no denunciar el hecho.

Al llegar a este domicilio se toca el barandal de la vivienda, pero nadie responde, nadie sale; solo se alcanza a ver desde el exterior dos baldes con flores en la chochera.

Los vecinos del sector no dan crédito de lo sucedido, pues jamás se imaginaron que en ese domicilio se velaban restos humanos, ya que en ningún momento se observó afluencia de personas ni se escucharon rezos.

«Pues dicen, que yo ni sabía, pero ayer aquí estuvo la ministerial», dijo uno de los habitantes del sector.

La secretaria ejecutiva del Consejo Estatal para la Prevención y Atención a la Violencia Intrafamiliar en Sinaloa, Consuelo Gutiérrez Gutiérrez, dio a conocer que intervinieron en este caso para dar con el paradero de la madre del menor asesinado, una joven de 16 años de edad, con el afán de brindarle apoyo psicológico.

«En este caso estamos hablando de la privación de la libertad, de una violencia extrema donde se mata al hijo de la joven que al parecer se la había robado por la fuerza unos meses atrás, una menor de edad. Entonces, están involucrando muchas formas de la violencia, donde tiene que ver con la forma en que se ejerce la violencia hacia las mujeres, la violencia de género», expresó.

Gutiérrez Gutiérrez dio a conocer que tiene conocimiento que esta joven, al igual que su bebé, habían sido reportados por sus familiares como desaparecidos.

Puntualizó que no es una situación fácil para cualquier víctima de violencia animarse a denunciar a sus agresores, ya que aunque esta joven se encontraba privada de su libertad en una colonia de la Culiacán, se desconoce el riesgo real que ella pudo haber sentido y la presión que pudo ejercer su agresor, Jesús Alejandro Rivera López, de 28 años, padrastro del bebé.

«Si analizamos el perfil del agresor, que hasta lo llevó a privar la vida a un menor, podemos entonces entender que no era gratuito su miedo, hay quienes cuestionan a las víctimas por quÉ no toman decisiones en tiempo y forma, pero ellas solo saben lo quÉ viven durante el tiempo con el que conviven con el agresor», precisó.

Al tratarse de un caso de una menor de edad, Gutierrez Gutiérrez precisó que es necesario otorgar una atención psicológica más profunda, la cual iniciará una vez que esta joven acepte recibir el apoyo de parte de este organismo.

Simple Share Buttons