sábado , 24 julio 2021

La diputada Sylvia Míriam está con los pelos de punta; la dejaron plantada

La diputada Sylvia Míriam está con los pelos de punta; la dejaron plantada

Samuel Sánchez Rubio

Culiacán, Sinaloa.- Diputados integrantes de la Comisión de Derechos Humanos y el presidente del organismo autónomo en Sinaloa, Juan José Ríos Estavillo, desairaron a Sylvia Míriam Chávez durante el panel que en la materia organizó este día.

Solo con la presencia de Ismael Arias, director de Fomento a la Cultura Cívica del Ayuntamiento Culiacán; Teresa Guerra Ochoa; presidenta del Colectivo de Mujeres Activas, y de la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso de Sinaloa, Judith del Rincón Castro, se puso en marcha este evento.

Durante el arranque, Sylvia Míriam Chávez pidió disculpas a los presentes por no encontrarse todas las autoridades presentes y sugirió la cancelación del evento, pero ante las voces del público, en mayoría los propios trabajadores del Congreso de Sinaloa, el panel continuó.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos pidió a Del Rincón Castro inaugurar el evento, pero se levantó de su silla localizada en el estrado y se sentó junto al público.

«Vas a dar la bienvenida», le dijo Chávez López a Del Rincón Castro.

«Ya la diste. ¿no?», le respondió la diputada del PAN.

Ante esta respuesta, los asistentes no pudieron contener la risa.

Previo al evento, la diputada Sylvia Míriam Chávez dio a conocer que hace unos momentos se le había informado que el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos no podría acudir al evento por otro compromiso.

«No le toman interés. No quiero ser más explícita porque luego raspo muebles, pero, la verdad, se nota que hay una desatención y cada día que pasa hay más violencia contra la mujer», expresó.

Respecto a la ausencia de los diputados, dijo desconocer los motivos, aunque aseguró que la integrante de esta comisión Sandra Lara Díaz se encontraba en el Congreso del Estado, pero que  de repente desapareció.

Sin mencionar nombres, la diputada expresó que este desaire se debe a que a muchas personas no les conviene que ella «quede bien», pero su ausencia no le quita el sueño.

Simple Share Buttons