sábado , 16 enero 2021

A los reporteros de la fuente se les peló Baltazar

A los reporteros de la fuente se les peló Baltazar

Irene Medrano Villanueva

Culiacán, Sinaloa.- Entre cruces, manifestaciones, huidas y cerveza para festejar las bodas de plata de Expo Agro, se inauguró el evento más importante de Sinaloa que ha trascendido las fronteras.

Los asistentes de la Expo Agro dejaron de admirar los tractores, la maquinaria, para voltear a ver con curiosidad a un gobernador muy sonriente con una enorme cruz negra en su frente, pero los presentes -un buen número extranjeros-, todavía no salía de su asombro cuando atrás llegaba el secretario general de Gobierno, Gerardo Vargas Landeros con el mismo signo.

“Es el distintivo de esta administración…predicar con el ejemplo y nos están recordando que hay que tomar ceniza”, bromeaban y aseguraban que, como buen cristiano, López Valdez lo primero que hizo fue ir al templo, “se levantó temprano y se fue a tomar ceniza, luego a cumplir con sus actividades de gobernador”. .

Es con doble finalidad, señalaban al ver al diputado Jesús Hernández Chávez, quien vestido muy jovial veía de reojo al gobernador. “El Chuquiqui» está diciendo «cruz, cruz, que se vaya el diablo y venga Jesús”.

Decían esto mientras el gobernador Mario López Valdez saludaba al ex gobernador Jesús Aguilar Padilla, quien también miraba con cierto asombro el signo de la frente del mandatario.

“Es un mensaje para Aguilar…” bromeaban y aclaraban que Malova quiere hacer las paces con el ex gobernador y el mandatario seguía saludando a los asistentes y mostrando con orgullo su símbolo religioso.

“Nos sorprende porque son pocos los políticos que manifiestan abiertamente su catolicismo”, observaba un agricultor de la Florida.

El gobernador estaba en lo suyo, hablaba sobre el orgullo de los culiacanenses: su Expo Agro número 25.

“La veo rica, la veo vistosa, la veo rejuvenecida, que nos permite mostrarnos hoy no sólo ante México, sino ante el mundo del verdadero rostro del trabajo de Sinaloa».

En medio de asistentes de 24 países, llegó el sinaloense entrón portando una manta donde se leía: “no más contubernios entres industriales y autoridades para fijar precio de maíz que afecta siempre a los productores de Sinaloa”.

“Basta de promesas, los productores sinaloenses exigimos pago inmediato a nuestras cosechas 2013 – 2014″, decía otra pancarta.

El mandatario defendía a sus gobernados: “no son irrespetuosas, son reales, pero ya las quitamos”.

Justificaba el actuar de estos agricultores: “los productores de Sinaloa son entrones, somos gente de trabajo, somos gente de bien”.

Todos los oradores le pedían al secretario de Agricultura, Enrique Martínez y Martínez, llevarle mensajes, correos al presidente, y el gobernador no era la excepción.

“Quiero que le haga patente a nuestro presidente de nuestra gratitud, porque si bien hemos tenido problemas, también hemos tenido respaldo”.

“El Enrique ya se convirtió en cartero….sólo le falta la valija”, reían los agricultores.

El gobernador, después realizaba un recorrido acompañado de funcionarios federales y estatales, algunos reporteros los acompañaban, otros se instalaban en el lugar que habían acondicionado para la tradicional conferencia de prensa.

Pasaron cerca de dos horas de espera, llegaban los organizadores para desmantelar el lugar acondicionado .“Vamos a mover la conferencia, ésta se va a llevar a cabo donde fue el acto de inauguración”, dijeron.

Nuevamente la espera, sin embargo, por el lugar apareció una muchedumbre de prisa, alguien dijo es el gobernador, los reporteros corrieron. “Se les peló Baltazar”, festinaban algunos agricultores de Navolato que estaban sentados en el lugar para presenciar la famosa entrevista de prensa.

“Corren como caballos desbocados”, decían, luego bromeaban a costillas de los reporteros ante la fallida odisea: “hay que ir a correr…les falta condición”, recomendaban.

Los reporteros se quedaron en el lugar para redactar sus notas y después de una hora, quizá el remordimiento del secretario de Agricultura lo hizo regresarse solo para atender a los medios, mientras que al gobernador ni la visita al templo le ablandó el corazón por la larga espera que les hizo pasar a los periodistas que cubren la fuente.

El Sol de Sinaloa

Simple Share Buttons