viernes , 15 enero 2021

La lucha contra el crimen ha sido limitada, reporta la Auditoría Superior

La lucha contra el crimen ha sido limitada, reporta la Auditoría Superior

(CNNMéxico) — La lucha del gobierno federal contra el crimen ha sido limitada para alcanzar sus objetivos de mediano y corto plazo, indica un informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) contenido dentro de los resultados de la Cuenta Pública 2013.

El documento denominado “Evaluación número 1207 ‘Política Pública de Seguridad’” dado a conocer el miercoles 18 de febrero, señala que la política de seguridad pública ha avanzado en el logro de sus metas, pero no de forma suficiente.

“Contrario a lo esperado, la incidencia delictiva se incrementó, la percepción ciudadana de inseguridad aumentó; la confianza en las instituciones de seguridad pública disminuyó; se incrementó la contratación de sistemas e instrumentos de seguridad privada por parte de la ciudadanía, así como las violaciones a los derechos humanos como consecuencia de los operativos de combate de la delincuencia, así como por la inclusión de las fuerzas armadas en las tareas de seguridad pública”, puntualiza el reporte.

Lo anterior, detalla la ASF, pese a que el presupuesto para seguridad se ha incrementado de 69,227 millones de pesos programados para 2007, a 110,617 millones en 2013.

Los resultados, en tanto, no han sido satisfactorios pues de 2007 a 2013, las extorsiones se incrementaron 146.4%; los secuestros 250%, y los homicidios dolosos en 66.7%; mientras que el mercado de la seguridad privada creció en 58.1%.

Los factores identificados como causa de esta problemática son la “poca o nula prevención de los delitos, ineficiencias en la investigación y persecución de los delitos, ineficacia del sistema de justicia penal, ausencia de mecanismos eficaces de reinserción social y escasa coordinación entre los tres órdenes de gobierno”.

El informe afirma que, al carecer de un diagnóstico adecuado, prevaleció un enfoque reactivo sobre el preventivo en la respuesta del gobierno a los problemas de violencia e injusticia.

“La falta de una definición clara y precisa de los componentes causales del problema propició generar medidas reactivas (…) dejando en segundo término la atención de los factores causales de esta problemática, relativos a las acciones de prevención, de procuración e impartición de justicia, de reinserción social y de coordinación”, se indica en el reporte.

Simple Share Buttons