miércoles , 27 enero 2021

Está más chilo el programa de Malova que el de Chabelo; «este es un caso para la señorita Laura»

Está más chilo el programa de Malova que el de Chabelo; «este es un caso para la señorita Laura»

Irene Medrano Villanueva

Culiacán, Sinaloa.- ¡Aflójenle…échenle!, grita el gobernador Mario López Valdez y los funcionarios públicos que lo acompañan aflojan el bolsillo; unos aportan mil pesos… otros esconden la ayuda.

Es el parque deportivo de la colonia Loma de Rodriguera -una de las más conflictivas de la capital del estado-, y ahí frente a la casa de los tres sinaloenses que en Malasia fueron condenados a la horca por problemas de narcotráfico, se escucha el grito del gobernador arengando a los funcionarios a que “no sean codos” y suelten para apoyar a la gente.

Es otro evento del programa “Gobierno en Movimiento”, el parque está a reventar: Niños, adultos ancianos, enfermos, madres solteras, todos, están a la expectativa, esperando que su sueño o sus necesidades sean resueltas en “el sabadazo”, como califican los lugareños a este encuentro del gobernador con los sinaloenses.

No hay tregua, el mandatario estatal, como bien recibe a una señora que le cuenta sus cuitas, atiende a un hombre que le pide apoyo para ser operado.

En el marco de este acto, el mandatario sinaloense y el acalde de Culiacán, Sergio Torres Félix, entregan un comedor comunitario de los 30 que se instalarán en los puntos más vulnerables del municipio, equipado con cocina, alacena, comedor y bancas, el cual tendrá capacidad para atender a 60 personas de manera simultánea, esto como parte de la Cruzada Nacional Contra el Hambre impulsado por el gobierno de la República, donde se invirtieron más de 340 mil pesos.

Sentimientos encontrados, del llanto a la alegría…de una despensa, a una computadora, el caso es que todos sean atendidos.

“No, no la acabamos”, gime uno de los funcionarios.

“Gobierno en Movimiento es una mezcla de los programas de televisión, como la señorita Laura, don Francisco, Marco Antonio Regil”, bromean los funcionarios. “Pero sin el chacal”, aclara uno de los asistentes.

“Aquí hay de todo, problemas como los de la señorita Laura, música y hasta patrocinamos artistas y en lugar de ir al programa en busca de un sueño, que se vengan a que el gobernador les de su patadita”, ironizan.

Así, mientras el gobernador “y la gobernadora” como presenta Mario López Valdez a su esposa Sofía Carlón, junto con el presidente de Culiacán Sergio Torres, atienden las miles de peticiones, también en los puestos se da servicio médico, atienden peticiones de educación, obra pública, desarrollo económico, turismo, agricultura, deporte, cultura y arte; así como servicios de pago de impuestos, expedición de actas de nacimiento, licencias de conducir y actas matrimonio, entre otras.

“Está más chido este lugar, mejor que Chabelo los domingos”, dice Juan Eduardo, un pequeño que fue agraciado con una bicicleta.

DSC_3607

Ahí está la señora Carmen Apodaca que dice ser de familia numerosa, no tiene para realizar su sueño: poner una cocina económica. Además su marido la dejó.

“Este es un caso para la señorita Laura”, bromean, los funcionarios. El gobernador la atiende. Pregunta si se le da del presupuesto de la Secretaría de Desarrollo Económico o hace una coperacha. La gente vota por lo segundo.

“Ahí está el director de tránsito. Voy a matar víbora en viernes…lo balconeé, pero que abone a la causa”, señala el gobernador y los demás funcionarios empiezan a soltar la morralla, ella, al ver la disposición de los funcionarios que se desprenden de 20 mil pesos, comienza a llorar, el mandatario estatal la consuela y ella contesta: “Dios provee”.

“Estamos superando la meta…mejor que el Teletón”, dice satisfecho el alcalde de Culiacán, pero no hay que perder tiempo: “el que sigue, el que sigue”, pide el gobernador.

Ahí se atiende a la carta, como si se estuviera en un restaurante.

La gente se empieza a aburrir, el gobernador lo nota. “Que pase el Potrillo a cantar”, después de una buena voz y a capela…“sigue el tianguis”, dicen los presentes.

El gobernador complace con computadoras, bicicletas y ofrece hasta concursos de canto. “El que gane le vamos a dar un viaje a Cancún”, ofrece.

Llega un grupo de jovencitos, piden apoyo de 20 mil pesos, para ello cantan una canción, buena voz, la de ella, le aplauden, el gobernador, nuevamente llama a Aarón Rivas, “no te acabes Sedeco”, dicen.

López Valdez le pide al secretario de la Sedeco que les preste los 20 mil pesos y hace un compromiso con los cantantes: “los vamos a contratar para nuestros eventos y para los del municipio y con eso nos pagan el préstamo”.

El gobernador baila y los de la tercera edad, se sienten olvidados, han pasado las horas y a ninguno de ellos ha atendido.

¡Pa´ allá vas a llegar mijito! dice entre dientes una de las ancianas que está a la espera de que la reciba “porque le voy a decir sus verdades cómo que quiere quitarnos los 70 y más, si de por sí el DIF ya nos quitó todos los apoyos que tenemos los que vamos a jugar fuera”, indica.

Todo es alegría, corren las horas, está por culminar la Trigésima Séptima Edición del programa “Gobierno en Movimiento”, donde se recibieron alrededor de 9 mil peticiones de la población y se resolvieron de manera positiva el 96 por ciento y el resto fueron canalizadas a mediano y corto plazo, de acuerdo a la complejidad de las mismas.

El presidente municipal Sergio Torres está emocionado: “estoy feliz por esta experiencia. Me siento orgulloso y agradecido con Dios por ser presidente y por tener un gobernador sencillo y transparente”.

El gobernador le pide a las asistentes que le aplaudan “porque él las trajo”, les dice, luego le agradece a Sergio Torres y le pregunta si realmente lo que dijo le salió del corazón.

“Sí, y me callé, porque se me acabó la saliva”, contesta.

La gente agradecida, le da un voto de confianza a este programa y pide que siga igual, cuando el gobernador les pregunta su opinión en torno al Gobierno en Movimiento.

Dicen que al igual que la señorita Laura, Marco Antonio Regil y Chabelo, están preocupados, ellos porque al gobernador le queda un año y medio y puede que les quite la chamba si lo contrata la televisora “y a nosotros quien nos va atender nuestros menesteres”, concluye Domitila Arteaga, quien espera ser recibida por el gobernador “pa dale mis respetos”.

El Sol de Sinaloa

Simple Share Buttons