lunes , 18 enero 2021

El procurador de Justicia seguirá montado en el tren hasta que Malova lo baje

El procurador de Justicia seguirá montado en el tren hasta que Malova lo baje

Irene Medrano Villanueva

Culiacán, Sinaloa (Café Negro Portal).- El procurador general de justicia, Marco Antonio Higuera Gómez, pidió a los policías que no se rajen, porque tampoco él lo va a hacer y seguirá montado en el tren hasta que el gobernador lo baje.

Durante el reconocimiento a 26 policías por parte de la Cámara Nacional de Comercio -Canaco- Culiacán, al evitar robos a los comercios, el fiscal del estado les dijo:

“Yo sé que ustedes no se van a rajar, ni nosotros nos vamos a rajar… Por lo menos yo hasta que el gobernador me baje del tren en el que estoy”

Durante el evento, Higuera Gómez se quejó que al inicio de la administración estatal, prácticamente las autoridades encargadas de la seguridad, eran maltratadas y regañadas por el sector empresarial en cada evento que se presentaban.

“Esto es solamente una muestra de agradecimiento y reconocimiento que da un organismo que agrupa a los comerciantes y que debo decir que en el primer año todos los organismos camarales, era para darnos maltratadas, tenemos, estos y esto, y esto y no han hecho nada”, dijo.

Es decir, aclaró, lo que no hicieron en el pasado “nos lo colgaban a nosotros, pero no podíamos decir esto le toca a esta autoridad, eso es lo que no ha sucedido en este gobierno, no echar las culpas a nadie, todos coordinados trabajamos y ahora sí nos dicen que la seguridad ya no es problema”, por eso, aseguró: “vamos por buen camino”.

Dijo que al llegar a la Procuraduría encontró a una policía miedosa y cobarde.

Sin embargo, aclaró: “esa cobardía era justificada cuando no se tienen armamento para entrarle, para enfrentar a la delincuencia, ¡yo también soy cobarde!”.

Y Remató: “cuando no tengo el equipamiento adecuado, pues también soy cobarde, Si no me pagan adecuadamente, también soy cobarde porque por 8 mil pesos no me voy a enfrentar y arriesgar mi vida”.

Dijo que lo que hizo transformar a la policía, fue una decisión enorme del gobernador Mario López Valdez, sobre todo, en la esfera estatal de aumentar un cien por ciento los salarios y todavía se va más allá porque al personal que sale a trabajar en operativos se les da viáticos de 500 pesos diarios, lo que dijo, un agente gana promedio 27 mil pesos.

La reducción de la incidencia delitos, aseguró, deriva precisamente del fortalecimiento que se le ha dado a la policía, ese fortalecimiento es con reconocimientos, capacitación, mejores estímulos, mejor salario, mejor equipamiento, porque es la única manera de que puedan enfrentar a la delincuencia.

La seguridad, añadió, recae en los elementos de policía, tanto del área preventiva como de las áreas de investigación, “por eso, el día de hoy quise abrir todos los espacios de agenda para compartir con ustedes porque a la llegada nuestra de esta administración, sabíamos perfectamente que la única manera de trabajar para reducir la incidencia y combatir la violencia, era en coordinación”.

Sin embargo, les dijo a los policías que no les extrañe que la delincuencia mute en su conducta, porque cuando ya no pueden robar un vehículo porque se les cerró la puerta, va a buscar que otra alternativa tiene para delinquir y puede ser el robo a un local comercial, a un transeúnte o a un cuentahabiente.

Admitió que la tarea de los policías es complicada, es más amplia porque en ellos, radica la función primordial que no “nos llegue a nosotros. Ustedes son los que previenen que no ocurra lo que no quisiéramos nosotros investigar”.

Así como ustedes asumieron ese compromiso, dijo, nosotros lo hicimos igual. Estamos trabajando en coordinación con dos propósitos reducir la incidencia que signifique que los delitos van a la baja, no sólo los de alto impacto, sino los de alta incidencia.

“Vamos por buen camino, pero además que no haya impunidad”, y aseguró que al día se consigan a 22 personas y se tiene una efectividad del 94 por ciento de sentencias condenatorias, es decir, el margen de falla es de seis por ciento.

“Ahí vamos…esto es una curva de aprendizaje y a cuatro años de un gobierno estatal, los resultados a la sociedad son visibles y como decía el secretario de gobernación pueden voltear hacia los estados del norte y ver que es otra la historia que prevalece”, señaló.

Admitió que la reducción de la incidencia no depende del Procurador, ni del Sub Procurador, ni del Secretario de Seguridad, sino que depende de la voluntad, participación y decisión coordinada de los policías y de las autoridades que están en el ámbito preventivo y decididamente del cobijo que les han dado las fuerzas federales.

El Sol de Sinaloa

 

Simple Share Buttons