domingo , 7 marzo 2021

Hace dos años el dirigente nacional del PAN desconoció a Malova y ahora le besa la mano

Hace dos años el dirigente nacional del PAN desconoció a Malova y ahora le besa la mano

Irene González

Culiacán, Sinaloa (Café Negro Portal).- En lo que para algunos pudiera interpretarse como una reconciliación entre el dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz, y el gobernador Mario López Valdez, los diputados federales Martín Heredia y Jorge Villalobos Seáñez rindieron su informe de actividades legislativas 2012-2015.

En su intervención, el presidente del Partido Acción Nacional reconoció que el gobierno de Mario López Valdez es incluyente, generador de diálogo y respetuoso de todos los actores políticos.

El líder nacional panista afirmó que el gobierno de Sinaloa representa la pluralidad, signo de los nuevos tiempos del país porque incluye a todas las expresiones políticas, con las que establece un diálogo respetuoso.

Por su parte, el gobernador agradeció el reconocimiento a su gobierno por parte del PAN, y reiteró su compromiso de seguir dando resultados a la sociedad, sin distingo de colores ni partidos.

Hace dos años, el dirigente nacional del PAN se deslindó del gobierno de Mario López Valdez por considerar que incumplió con los principios de transparencia y desarrollo económico.

Durante una gira realizada por Sinaloa Gustavo Madero sostuvo que el partido buscó resultados “que nunca llegaron”, especialmente con los candidatos de las elecciones realizadas en el 2013, y criticó las prácticas “antidemocráticas” que se realizaron durante los comicios de ese año.

Al informe de los legisladores federales panistas asistieron el alcalde priista de Badiraguato, Mario Valenzuela López; el presidente municipal de Guasave, Armando Leyson, así como secretarios de gobierno de extracción priista como Juan Ernesto Millán Piescht, de la Sedeshu, y Gustavo Zavala, jefe de la Oficina del gobernador.

En entrevista, el líder nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz, defendió al gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, quien de acuerdo con un diario estadounidense, es investigado por el gobierno federal por presuntamente haber recibido 3.3 millones de pesos de una empresa que ganó varios contratos de este gobierno.

Madero Muñoz afirmó que se trata de calumnias, donde lo que se busca es dañar al partido de cara al proceso electoral.

«Este es el efecto venenoso que hacen en una campaña electoral. Yo estoy seguro que muchas de estas denuncias son simplemente que van a quedar ahí en una denuncia mediática; no llegarán a hacer investigaciones”, dijo.

Simple Share Buttons