jueves , 25 febrero 2021

El garrotazo a Vizcarra

Oswaldo Villaseñor

La lucha por el negocio que es tener el control del gobierno de Sinaloa se ha desatado en sus más bajos niveles.

Si alguien pensaba que el actual grupo en el poder está dispuesto a soltarlo después de 18 años de tenerlo en sus manos, se equivocó, como también se equivocó quien piensa que con la llegada de un presidente de la República priista las reglas cambiaron y el acceso al poder sería fácil y dependía solo de la voluntad y deseo del mandatario federal.

Hoy, a escasos días de que se difundiera una encuesta en la cual Jesús Vizcarra aparece como el puntero en las preferencias de los sinaloenses, se amanece con la noticia publicada en el periódico Reforma de que autoridades de Estados Unidos investigan al ex gobernador Jesús Aguilar y al ex alcalde de Culiacán, Jesús Vizcarra, por supuestas ligas con el cartel de Sinaloa.

Según la noticia difundida por Reforma, el mismo periódico que publicó en 2010 una foto de 20 años de antigüedad en la cual aparecen Jesús Vizcarra e Ismael Zambada juntos, las autoridades de Estados Unidos han iniciado una investigación a raíz de la detención del Chapo Guzmán para determinar el grado de relación que pudo existir entre estos dos personajes y el famoso narcotraficante preso.

Lo cierto es que Reforma en su noticia no aporta datos o detalles que sean contundentes que reafirmen lo dicho en el sentido de que Estados Unidos investiga tanto a Jesús Aguilar como a Jesús Vizcarra.

Desde luego, Jesús Aguilar salió muy temprano a desmentir los señalamientos vertidos por Reforma y a negar tener relaciones con estos dos personajes, a quienes se les identifica como los cabecillas de uno de los grupos más importantes del narco en México.

Aguilar en su defensa dejó entrever que todo se trata de cuestiones políticas y de golpeteo en su contra, pues en la noticia no se aporta ningún elemento que pruebe la afirmación que hace el medio, amén de que no existe ningún procedimiento legal en su contra ni en México ni en Estados Unidos, no cuando menos del cual tenga alguna notificación oficial.

Lo cierto es que mientras son peras o son manzanas, es decir, sea falso o sea cierto, lo publicado por Reforma la única gran verdad hasta el momento es que este señalamiento llega en momentos en cuales Jesús Vizcarra deshoja la margarita de si decide participar o no por segunda ocasión en la búsqueda de la gubernatura de Sinaloa.

Ya lo decíamos en una entrega anterior. Jesús Vizcarra valora el daño familiar, social y empresarial que puede sufrir si decide enfrentarse a los mismos intereses que en el 2010 le impidieron llegar a la gubernatura y que hoy pareciera no están dispuestos ni siquiera a que asome las narices, mucho menos a permitir que le entre a la contienda.

El daño político para Jesús Vizcarra ya está hecho con el mismo supuesto pecado que nunca supo explicar ni desmentir en el 2010: Su supuesta relación y compadrazgo con Ismael “El Mayo” Zambada.

Por lo pronto, a pesar de su descarte, su popularidad y posicionamiento, lo ponen en una posición de peligro para quienes no quieren soltar el gran negocio, que es tener el Gobierno del Estado en sus manos.

Así sin quitarle ni ponerle

Habrá que estar pendientes.

Simple Share Buttons