viernes , 23 julio 2021

Con recursos del Congreso, hijo del diputado Francisco Solano le construyó su propio elevador, aseguran

Con recursos del Congreso, hijo del diputado Francisco Solano le construyó su propio elevador, aseguran

Irene Medrano Villanueva y Carlos Rosas

“El tráfico de influencias en el Congreso del Estado es una realidad que nos deja mal parados a todos los diputados que queremos hacer las cosas bien”, advirtió el diputado del PAN Miguel Ángel Camacho Sánchez al reprobar que el nuevo elevador haya sido construido por el hijo del diputado panista Francisco Solano Urías, que representa la compañía Otis y “peor aún que los empleados del Congreso quieran esconder la información”.

Dijo que el secretario del Congreso del Estado, José Carlos Loaiza Aguirre, a lo mejor se llevó una “mochada”, porque tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata, ya que tras insistirle a Loaiza Aguirre el costo del elevador y si fue por medio de licitación, éste hizo mutis.

La obra se realizó sin licitación pública.

El presidente de la Junta de Coordinación Política, Jesús Hernández Chávez, admitió que la instalación del elevador estuvo a cargo del diputado Solano, pero aclaró que se hizo a petición de la diputada Yudit del Rincón con el argumento de que se requería debido a que llega mucha gente discapacitada.

La aclaración se debió a que en las curules de los legisladores corre la versión de que debido a que el diputado Solano Urías tiene serios problemas para subir las escaleras, éste se construyó su propio elevador a costa del erario público.

El diputado Hernández Chávez aseguró que él no se mete en cosas administrativas, porque confía en la gente que tiene al frente, por lo que nos remitió a que la información la proporcionara su secretario general, sin embargo, Loaiza Aguirre se escudó en que en ese momento no estaba el director de compras.

“Sólo quiero saber por qué se le dio la obra a un diputado, el costo y si se licitó”, le dijimos.

“No puedo contestar esa pregunta porque no está el encargado, pero te la hago llegar mediante una tarjeta”, prometió, acto seguido le pidió a su secretaria anotara teléfono y correo electrónico. Pasaron las horas, se le insistió, nunca contestó la llamada, sólo su secretaria nerviosa aseguraba que está “un poco ocupadito”.

“No avalo ese tipo de acciones”, advirtió el diputado panista Miguel Ángel Camacho, y añadió: de alguna u otra manera tenemos que ser muy responsables nosotros como legisladores de cuidar mucho ese tipo de situaciones, como es el tráfico de influencias”.

Diga lo que se diga, añadió, definitivamente la sociedad no lo va a percibir bien y además no es correcto que el diputado Solano lo haya hecho.

“Si se ganó una licitación conforme a derecho, tendrá su justificación pero en esos casos, creo que no hay licitación porque los motos no son tan elevados, pero hay que saber cuánto costó la obra”, indicó.

Respecto a la falta de transparencia del Congreso del Estado advirtió: creo que el que nada debe, nada teme “si le estamos abonando a la ley de transparencia y rendición de cuentas, por qué omitir y guardar esa información. No sé qué está pasando, pero es algo muy delicado y lamentable que unos nos preocupamos por dar nuestro mayor esfuerzo como legisladores queriéndole cumplir a nuestros representandos y nuestros trabajadores porque el Secretario es empleado del Congreso del estado esté omitiendo ese tipo de información cuando debemos de ser ejemplo ante la sociedad”.

Señaló que la falta de transparencia del Congreso del estado, es un mensaje para “nuestro presidente de la Junta de Coordinación Política de la información transparente y qué él de la cara e informe cuál es la razón por la que se asignó esa obra a un diputado o a un hijo del diputado que para eso es lo mismo”.

Hasta 19:00 horas de este viernes el Congreso entregó información que establece que el elevador tuvo un costo 617 mil 797 pesos, en lo eléctrico se erogaron 60 mil 026 pesos, en herrería 79 mil 583 pesos, en obra civil 64 mil 593 pesos y en vidrios 127 mil 020 pesos para dar un total de 947 mil pesos.

 

IMG_0141

 

El diputado del PAN Francisco Solano Urías aseguró que se colocó el elevador porque además de él, existen otras personas como la diputada Yudith del Rincón Castro, que pertenecen a la tercera edad y que en anteriores legislaturas estuvo realizando la gestión.

«Y yo lo propuse y le dije: Si quieres, yo busco la asesoría, les encuentro el lugar adecuado, se hizo y ahí está el elevador», dijo.

Señaló que él tuvo la necesidad de un elevador ya que lo operaron de la vesícula, se le complicó y le ocasionó hepatitis «que casi me lleva».

Esta situación lo imposibilitó para despachar en su cubículo que se encuentra en un segundo piso, por lo que tuvo que atender las gestiones que le realizaban durante mucho tiempo en la planta baja del congreso.

Duró ocho días en coma, luego salió de ese estado y no podía caminar.

Posteriormente fue introducido a terapia intensiva o «como se diga», señaló.

Dijo que el elevador está diseñado para que quepan hasta dos personas en sillas de rueda y está habilitado para personas con discapacidad y de la tercera edad.

Cuando se le cuestiona si su hijo fue el responsable de la construcción del elevador, respondió: «Ellos porque tienen contacto, están en la construcción y han instalado varios elevadores, la relación con el proveedor y esto fue, él asesoró»,

También se tiene previsto colocar otro elevador en el área administrativa ya que no puede haber un edificio público que no cuente con elevadores., dijo Solano.

Café Negro Portal/El Sol de Sinaloa

Simple Share Buttons