jueves , 21 enero 2021

Diputado del PRD solicita la comparecencia del alcalde de Culiacán y del gerente de Japac

Diputado del PRD solicita la comparecencia del alcalde de Culiacán y del gerente de Japac

Irene González

Culiacán, Sinaloa (Café Negro Portal).- El diputado del PRD Ramón Lucas Lizárraga solicitó la comparecencia del presidente municipal de Culiacán, Sergio Torres Félix, y del gerente de Japac, Jesús Higuera Laura, para que informen sobre el contrato celebrado con Tacsa, así como los compromisos financieros y económicos que se pactaron con dicha empresa y las condiciones en que se transfiere la planta tratadora de aguas negras a la paramunicipal.

A través de un punto de acuerdo, el perredista explicó que el pasado 27 de marzo se dio a conocer a través de los medios de comunicación el finiquito del contrato entre Japac y Tacsa respecto a la planta tratadora de aguas negras, donde se mantenían pláticas desde mediados del año pasado con el fin de un acuerdo financiero que permitiera a la paramunicipal asumir el control y propiedad de la misma.

Esto, dijo en tribuna, con el préstamo de 305 millones de pesos que el Congreso del Estado autorizó el pasado 11 de diciembre y que se concretó con el Banco del Bajío por el Ayuntamiento de Culiacán, información ante la que se han levantado dudas en la opinión pública por múltiples razones que van desde la naturaleza de la negociación financiera con los bancos y los compromisos que mantendrá JAPAC y el Ayuntamiento de Culiacán con dicha empresa.

«Es indispensable que esta soberanía popular, como autora del crédito que financió esta negociación y garante de la misma, tenga el conocimiento, claridad y capacidad de vigilancia sobre dicha autorización con el propósito de que el proceso financiero, económico y de servicios públicos de JAPAC sean transparentes, legales y rentables», afirmó..

Lucas Lizárraga señaló que por todos es conocido la historia de esta empresa que firmó un contrato leonino por 20 años con el ayuntamiento de Culiacán y la Japac el 15 de abril de 1999, donde la empresa solo aportó el 25 por ciento de los 270 millones que costó la planta, mientras Banobras prestó el 35 por ciento, el gobierno federal el 25 por ciento y el 15 por ciento restante lo puso JAPAC y el gobierno de Culiacán.

Indicó que no fue hasta el año 2007 en la administración municipal que presidió Jesús Vizcarra Calderón cuando observaron el daño financiero y administrativo que representaba dicho contrato para el erario del municipio.

El diputado manifestó que el origen y desempeño de Tacsa ha sido inmoral en todo momento, que incluso habiendo sido demandada y vencida en juicio y en todas sus apelaciones, todavía tuvo el cinismo de negarse a renegociar el contrato original en contra del mandamiento judicial.

«Nos encontramos, pues, ante un símbolo de esa empresa que no respeta ni se respeta y que ante el menor error o desliz son capaces de volver a vestirse de lobos y pretender devorar el crédito que aquí atinadamente resolvimos en diciembre y luego salir conque a Cuquita la bolsearon», lamentó.

 

Simple Share Buttons