domingo , 24 enero 2021

Niña que murió estrangulada en Angostura no fue violada; solo fue golpeada en la cara

Niña que murió estrangulada en Angostura no fue violada; solo fue golpeada en la cara

Samuel Sánchez Rubio

Culiacán, Sinaloa (Café Negro Portal).- «Nos acaban de confirmar que la niña no fue violada; estaba entera. Lo único que le golpearon fue la cara”, aseguró Yosarara Jimenez Ledesma, la madre que exige a gritos justicia por la muerte de su hija María Guadalupe, de 9 años.

Después de recorrer las calles de La Reforma, Angostura, bajo los fuertes rayos del sol y realizar un plantón en las instalaciones de sindicatura junto a cientos de personas, regresa a su hogar con la promesa del alcalde José Ángel Castro Rojo “El Pitón”, que la muerte de su hija no quedará impune.

El próximo lunes se reunirían para conocer los avances de las investigaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Pero estas palabras no cesan el dolor que oprime su corazón. Su pequeña María Guadalupe, esa niña que llenaba su hogar de alegría, con sus cantos y bailes, se marchó para no regresar desde ese día 29 de abril, cuando Yosarara, su madre, le pidió acudir al sitio de taxi para solicitar un servicio, pues su tío los había invitado a desayunar en su domicilio ubicado en una comunidad cercana al campo pesquero La Reforma.

“Yo la levanté a la niña, estaba dormida con la niña más grande. Yo la levanté para que fuera hablarle al taxi. El taxi le dio el número de teléfono, pero ya mi niña ya no regresó a la casma”, lamenta esta madre de familia, quien asegura sentirse arrepentida de haber ordenado a su pequeña acudir a este lugar, pero después reconoce que no era la primera ocasión en que su hija de nueve años salía sin compañía de su hogar.

María Guadalupe acudía a la primaria a 20 minutos de La Reforma en bicicleta y por lo general se encargaba de hacer diversos mandados por las tardes.

“Si mi tío no me hubiera hablado, no debí haberla mandado a pedir el número del taxi, nada de esto hubiera pasado”, repite, y se lamenta, mientras deja caer una lágrima.

La mirada de esta madre de familia se encuentra perdida, la tristeza se ha apoderado de su rostro y lo único que la mantiene de pie son las ansias de justicia, de ver tras las rejas al o a los responsables de arrebatarle la vida a su hija, una pequeña que apenas iba conocimiento el mundo y que no tenía ninguna deuda con nadie.

Aún en su hogar permanecen las carpas y las sillas del funeral, en sus manos carga la fotografía de María Guadalupe, la toca y la abraza como si quisiera dejarla tatuada para siempre en su corazón.

Junto a ella se encuentra su esposo y sus dos pequeños hijos. Éstos escuchan la plática de sus padres, los ven llorar, pero aún no logran asimilar lo sucedido.

En todo momento la señora Yosarara Jimenez repite que quiere justicia, pero es fecha que las autoridades no les informan si han logrado detectar elementos que los pudieran llevar a esclarecer el crimen de su hija y esta mañana se les comunicó que su hija no había sido víctima de abuso sexual previo a su muerte, versión que a la fecha se rumora entre los pobladores de esta comunidad.

“Dicen que fue un señor, el dueño de una empresa, quien abusó de la niña”, murmuraba un grupo de mujeres que asistió a la manifestación.

Pero esta versión fue descartada por el padrastro de la víctima, el señor Rosario López, quien dijo sentirse impotente por lo que le había sucedido a María Guadalupe, quien a pesar de no llevar su sangre, veía como una hija.

“La gente comenta muchas cosas, que aquí un vecino él fue, pero no… Mis respetos para el señor. Cuando yo no tengo, porque yo trabajo con el H. Ayuntamiento como velador en las pangas y no alcancé a rayar la quincena, el señor nos presta a mí y a mi señora y llegando la quincena le pagamos y muy atento con mis hijos él. En tiempo de limones le regala limones a mi señora, que cocos, para que haga cocadas, pero no, el señor para mí es una gente de respeto con mis hijos”, mencionó.

Pese a los comentarios, esta familia prefiere no especular al respecto y dejar en manos de las autoridades el esclarecimiento del asesinato de su hija.

La mamá asegura haberla visto en sus sueños, con la misma sonrisa que le caracterizó, diciendo que pronto le pondría en su camino a los responsables de su muerte, mientras que el padrastro asegura haber experimentado un fenómeno del más allá, al capturar con su celular las fotografías de María Guadalupe que aparecieron de manera inexplicable elementos con formas similares a la silueta de una niña y a la defensa de una camioneta.

Aunque el corazón de estos padres de familia les dice que estas manifestaciones pueden ser un mensaje de su pequeña, aseguran que dejarán en manos de Dios la última decisión y lucharán hasta el final para no que no quede impune el asesinato de María Guadalupe.

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle click a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons