viernes , 15 enero 2021

Equidad de género sin aprovechar

Oswaldo Villaseñor

El atorón que le dio la diputada Sandra Lara Díaz al primer dictamen elaborado para la aprobación de la reforma política donde se dejaba por fuera la equidad de género en el reparto de candidaturas para alcaldías, diputaciones locales y regidurías, ya tuvo resultados. De acuerdo al nuevo dictamen, la paridad de género va en la reforma política que habrá de aprobarse la próxima semana a más tardar.

De acuerdo a la iniciativa presentada ante el pleno del Congreso y a la cual se le dio primera lectura el día de ayer, la equidad de género va tanto de manera horizontal como vertical, con lo cual se garantiza que el reparto será 50-50.

Como se recordará, la semana pasada la diputada priísta se negó a firmar el dictamen elaborado y aprobado por todas las fracciones parlamentarias, en el cual se dejaba por fuera la obligación para los partidos políticos de garantizar la equidad de género en el reparto de candidaturas, y con ello exhibió a los dirigentes partidistas, quienes tuvieron que dar marcha atrás en su intento de darles un pinochetazo a las mujeres.

Hoy, con esta armonización que se dará a la Constitución política de Sinaloa y a la Ley Electoral para adecuarla a la federal, sin lugar a dudas las mujeres dan un gran paso en su eterna defensa y lucha por ver cristalizada la equidad de género.

Esta medid,a sin lugar a dudas, es buena porque obliga a los partidos a reconocer el derecho de votar y ser votada para las mujeres en igualdad de condiciones con los hombres, sin embargo, con ello empieza un verdadero predicamento para los partidos y en el corto y mediano plazo la oferta electoral seguramente se habrá de empobrecer para los ciudadanos.

¿Por qué esta apreciación? Bueno, porque los resultados no mienten y ventilan una realidad. Las mujeres no se prepararon para esta reforma y estas oportunidades que hoy por ley se tienen.

Desde el 2012 que se dio el primer paso para volver obligatorio cuando menos un 40 por ciento de posiciones para las mujeres, la mayoría de los partidos sufrieron para encontrar candidatas rentables y con suficiente liderazgo para aspirar a competir con éxito en los procesos electorales.

De las pocas más de 20 mujeres que buscaron una diputación federal en Sinaloa en el 2012, todas, menos una, perdieron sus respectivos procesos. Sola mujer, Paquis Corrales, ganó una elección y tomó protesta como diputada federal.

En el 2013 que se vivió un proceso local para renovar alcaldías y diputaciones locales habría que decir de las casi 30 mujeres que compitieron por una presidencia municipal solo Liliana Cárdenas ganó una elección. Es la única alcaldesa en los 18 municipios con los que cuenta Sinaloa.

En la lucha por las diputaciones locales la realidad no pintó un escenario diferente. Fueron menos de cinco las mujeres que ganaron una elección de las poco mas de 40 que compitieron y donde ganaron lo hicieron sobre otras mujeres.

Ante esta realidad, decimos que las mujeres han llegado tarde a la equidad de género por obligación legal, porque incluso, hoy que a nivel federal ya se obliga a los partidos a postular el 50-50. Habría que decir que solo tres de casi 40 candidatas en Sinaloa compiten con posibilidades de éxito y las tres son priistas, lo cual muestra el gran problema que enfrentan la mayoría de los partidos para encontrar verdaderos liderazgos femeninos que les permitan ganar una elección.

En fin, hoy las mujeres están a punto de lograr la equidad de género como una cuota legal, pero hay un marcado rezago de mujeres con perfil para participar en política a juzgar por la pobre oferta que presentan los partidos políticos.

Eso sí, hoy se les abren oportunidades nunca tenidas a las mujeres que vale la pena aprovechen para beneficio no solo de su sector, sino de la sociedad en general.

Así sin quitarle ni ponerle

Habrá que estar pendientes.

Simple Share Buttons