viernes , 26 febrero 2021

Sylvia Míriam es más «papista que el papa»; siempre defiende a Malova y a Peña, dicen diputados

Sylvia Míriam es más «papista que el papa»; siempre defiende a Malova y a Peña, dicen diputados

Irene Medrano Villanueva

Peña Nieto se quedó solo. Los panistas se lo acabaron… y los priistas hicieron mutis, es decir, se hicieron como que la Virgen les hablaba.

En tribuna, la diputada Laura Galván Uzeta acusó al presidente de autoritario y cobarde por haber anunciado la SEP “en lo oscurito” la suspensión indefinida de todas las evaluaciones educativas.

“Autoritario porque en sólo 47 palabras, la Secretaría de Educación Pública logró violar la Constitución y la autonomía del Instituto de Evaluación Educativa””, dijo.

Cobarde, aclaró, porque es un débil presidente, con bajas cifras de aprobación y una elección en puerta ha preferido sacrificar la reforma educativa antes de dar la batalla por ella.

Los legisladores del PAN buscaban a la diputada de Nueva Alianza, Sylvia Míriam Chávez, pero no estaba.

“Ella siempre defiende al presidente o al gobernador, es más papista que el papa”, decían y el tema era abordado por otros legisladores como Héctor Melesio Cuén Ojeda quien avalaba la disertación de la diputada panista y demandaba que se diera marcha atrás la suspensión de las evaluaciones educativas, ya que, dijo, no se vale que las autoridades pongan a la educación en medio de acuerdos políticos.

También el diputado Francisco Solano lamentaba la poca calidad educativa que hay en el país, los maestros que sin tener una preparación idónea para estar frente a grupo, ganan grandes sueldos, eso es injusto “y si la mala calidad educativa que hay y nuestros niños no aprenden, no nos conmueve, entonces qué nos va a conmover”, dijo.

Se disculpó por la vehemencia de sus palabras, pero, “fíjense el tamaño del problema, es uno océano, eso no puede minimizarse de ninguna forma y el tema es que aquí hay una violación constitucional realizada por el secretario de Educación”.

“Ahora sí se va a poner bueno”, decían los panistas cuando hacía su entrada la diputada de Nueva Alianza, pero ¡oh, decepción!: Llegaba saludando a la gente, se sentaba, pedía un refrigerio y nunca defendió la educación.

Tal parecía que nada los conmovía a los legisladores. La sesión inició con 29 diputados y conforme transcurría, algunos se ausentaron, como el diputado Mario Imaz, quien regresó al recinto unas horas después con el saco en el brazo y lentes oscuros. “Parece que viene de un chow men”, criticaban los legisladores y el que de plan se fue para no regresar fue el petista Leobardo Alcántara.

Los legisladores que estaban en sus curules, a veces había 23, otras 24 y la gran mayoría se la pasaba chateando, mandando mensajes y no ponían atención a la sesión.

“El jefe del Congreso está pidiendo que nos balconeen, hay que empezar primero por él que siempre se sale de las sesiones”, decían legisladores, mientras lo buscaban en el momento que estaban discutiendo temas de educación, después de un buen rato, el «Chuquiqui» aparecía, se le veía preocupado.

Al inicio de la sesión el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Jesús Enrique Hernández Chávez, pidió a los medios señalar con el dedo a los diputados que se encuentren en redes sociales como Facebook, durante la sesión.

“Sí hay que señalaros con índice de fuego“, dijo durante la sesión.

“Pues hay que balconearlo también a él, porque pocas veces está en la sesión, se desaparece por horas”, decían.

Después de que en las últimas reuniones los legisladores han estado muy relajados, no cumplen con el horario, llegan tarde, se ausentan o muchos piden permiso para no asistir y la presidenta se ve obligada a llamarles la atención o suspender por momentos la sesión por falta de quórum, el diputado Hernández Chávez, dijo que sí se justifica la aplicación de descuentos por inasistencias, retardos y salidas, y dijo que apoyaba a la presidenta de las medidas que vaya a tomar.

“Las ausencias que ha habido han sido justificadas previamente a la mesa directiva, en ocasiones se salen de la sesión los diputados para hacer tareas de gestión y trámites diversos, el llamado es para todos –me incluyo- para que cumplamos con la debida responsabilidad”, indicó.

Volviendo al tema de la evaluación educativa, los legisladores en tribuna seguían demandando que se diera marcha atrás a la suspensión indefinida de todas las evaluaciones educativas, pero que se hiciera antes del 7 de junio.

“Que den marcha atrás, pero ojo, antes de las elecciones, porque de lo contrario, va a ser una mera jugada electoral para tener al sector magisterial de los que andan dispersos o con los que no andaban conformes con su sindicato”, pidió la presidenta de la mesa directiva.

Los diputados del PRI defendían al SNTE, al asegurar que éste nada tenía que ver con la decisión de que se diera marcha atrás a la evaluación, mientras el público esperaba que defendieran al presidente.

“No pretendo contrarrestar de ninguna manera lo que se ha dicho de este importante tema, pero si quisiera agregar algunos aspectos de la problemática de los resultados sobre educación y no pretendo quitarle ninguna responsabilidad a los encargados de impartir la educación en México, pero los niños pasan de cuatro a seis horas en el aula y el resto en sus hogares, entonces, qué hacen los padres de familia en el proceso educativo y como participantes en el entorno social”, dijo el diputado Fredy Montoya.

“Este acto (suspensión educativa) huele a los más rancios del presidencialismo en México”, concluyó el diputado del PRD, Lucas Lizárraga.

Café Negro/El Sol de Sinaloa.

Simple Share Buttons