viernes , 23 julio 2021

El Congreso de Sinaloa es el más productivo… pero en diputadas embarazadas

El Congreso de Sinaloa es el más productivo… pero en diputadas embarazadas

Irene Medrano Villanueva

¡Es la legislatura más productiva de la historia de Sinaloa!, bromeaban los diputados . “Sí, le dimos al estado dos chamacos y el que viene…”.

En menos de dos años, nuestras diputadas Lucero Guadalupe Sánchez y Sandra Lara han traído al mundo dos criaturas y Renata Cota, está próxima…señalaban.

Como no había otra cosa que hacer, en el orden del día de la sesión sólo se daba lectura de pensiones y aprobaciones, por lo tanto, aseguraban que si no hay trabajo legislativo que aportar por lo menos, “la Sesenta y Una Legislatura entregará al estado quizá un futuro gobernador, porque se gestaron en medio de la política”.

La sesión inició con 34 legisladores, sin embargo, en el transcurso de la misma se salieron algunos diputados llegando un momento donde solamente había 18 legisladores y algunos desestimaban el trabajo legislativo para atender a la gente y el vicepresidente de la mesa directiva Robespierre Lizárraga que conducía la sesión no se daba por enterado, no así la secretaria parlamentaria Martita Arredondo quien volteaba para todos lados como queriendo multiplicar diputados, no sabía si sugerir suspender la sesión por falta de quórum.

La entrada de dos diputados más, tranquilizó a Martita. Nada detiene a los legisladores para que continúen en sus curules, les han anunciado que les van aplicar el reglamento y ellos siguen igual Mario Imaz, Jesús Hernández Chávez, se ausentaban y los faltistas -los que han acumulado más inasistencias-, Adolfo Rojo Montoya y Leobardo Alcantara, otra vez “se pinteaban”.

Es que el anuncio de las sanciones están como el cuento del pastorcito: ahí viene el lobo; sólo asustan, señalaba el diputado José Roberto González.

En el transcurso de la sesión se daba segunda lectura y discusión de dictamen de una propuesta para conceder pensión y el coordinador de los diputados del PRI, Jesús Hernández Chávez, entraba levantando la mano en señal de aprobación.

“No sabe ni lo que aprueba…se le ve nervioso”, indicaba el diputado José Roberto González.

Si el diputado panista lo veía nervioso, los priistas aseguraban “trae sonrisa Colgate…”

Después de que presumían a las nuevas madres legisladoras, los diputados se iban al comentario político, al asegurar que por la ley seca el sábado y domingo “se ve difícil que Martha Tamayo y su gente vaya a conseguir el ochito”.

La dirigente priista ha anunciado que el próximo siete de junio van a ganar los ocho distritos “nos vamos a llevar el ochito” ha dicho.

“Al menos que las tenga almacenadas”, señalaba la diputada María de la Luz Ramírez.

“La dirigente priista más que nadie saben dónde están los aguajes…”, bromeaban.

En tribuna el diputado del PAS Héctor Melesio Cuén Ojeda, emplazó a las instancias federales a que atiendan el grave problema ambiental generado por desechos ante apagón analógico.

Recordó que desde el2004 se inició un programa federal para la transición a la televisión digital terrestre (TDT), programa conocido popularmente como apagón analógico, cuyo objetivo es que se concrete la transición a la televisión digital terrestre y se concluyan las transmisiones de televisión analógica. Este cambio deberá darse a más tardar el 31 de diciembre del 2015 por mandato constitucional.

Dijo que la Secretaría de Comunicación y Transporte compró más de 2.6 millones de televisores digitales a un precio de 7 mil 228 millones de pesos.

Con esta adquisición la dependencia ha gastado alrededor de 14 mil millones de pesos en casi 5.5 millones de televisores. Por tal razón nos preguntamos: ¿de qué sirve esta inversión en televisores cuando la prioridad en los hogares de los mexicanos es resolver sus necesidades elementales de alimentación, salud, vivienda, vestido y educación?, señaló.

Muchas de las familias beneficiadas, como lo dio a conocer la prensa nacional, dijo, están empeñando las televisiones por 400 o 600 pesos para poder comer, a pesar de que cada televisión tiene un costo promedio de 2 mil 716 pesos; hasta el 30 de abril se tenía registro de 844 televisoras en las casas de empeño.

“Que no le dé pistas a los mapaches”, bromeaban los diputados en sus curules y aseguraban que un partido en especial podía medrar con la pobreza de la gente.

El diputado Roque Chávez dijo que el apagón analógico es forzoso porque en el caso de la televisión trasmite el mismo espectro y no puede esperar, sin embargo, señaló que para que las familias mexicanas cambien sus televisores no van alcanzar aparatos porque hay un déficit.

Precisó que este no es el mayor problema, el problema, explicó, va a ser la programación que ven los niños, porque ante la transición a la digitalización la codificación va a ser vasta y sin duda verán programas de los carteles del narco.

Cafè Negro/El Sol de Sinaloa

Simple Share Buttons