viernes , 23 julio 2021

Thalía y Ricky Martin, unidos por el doblaje

Thalía y Ricky Martin, unidos por el doblaje

NUEVA YORK, 4 de junio.- A finales de la década de los 90 sus canciones estaban en las diferentes listas de popularidad, nunca habían grabado una canción juntos, ni intervenido en una telenovela o cinta, pero Thalía había grabado el tema principal de la película animada Anastasia, era 1998. Un año antes, Ricky Martin había prestado su voz para el doblaje de Hércules y grabado la canción No importa la distancia, perteneciente a la misma cinta.

Ahora siendo referentes de la música pop a escala internacional y experimentando la maternidad y paternidad convergen en un mismo proyecto: Minions , cinta animada en la que prestan sus voces a Scarlett y Herb Overkill, pareja que se topará con los personajes amarillos para llevar a cabo sus perversas ideas.

Thalía y Ricky Martin hablaron sobre cómo cambia su perspectiva al participar en un proyecto familiar a casi 20 años de distancia y de las razones que los orillaron a realizarlo.

Es distinto, impresionantemente; es blanco y negro, es una manzana y una pera, dos cosas totalmente diferentes. En este momento siento que estoy muy liberada de cosas que me ataban en un pasado”, comentó sonriente Thalía, quien recibió a Excélsior ataviada de rosa mexicano y descalza.

Me siento una mujer completa en todos los sentidos, tengo una carrera muy abierta, es un abanico muy grande lo que hago. Al mismo tiempo soy madre y eso te cambia la vida entera, poder participar en una película familiar que hemos visto mis hijos y yo 80 veces cada una de ellas, ser villana… es mi primera villana. Me siento fascinada”, agregó.

Ricky Martin subrayó, con una amabilidad desbordada, que sus gemelos son primordiales para decidir participar en proyectos familiares.

Obviamente cambia, hay diferencias, cambia tu punto de vista ante la vida, pero la motivación y la inspiración es la misma. Cuando a mí me dijeron que iba a trabajar en Minions siempre dije que era un proyecto de retos, no es algo que hago toda la vida”, destacó.

Thalía es protagonista de una trilogía de telenovelas muy famosa, pero nunca interpretó a una villana. Ahora la vida le regala esta oportunidad al prestar su voz, en la versión latina, a Scarlett, una mujer con una meta muy especial, y la intérprete de Sólo parecía amor señaló los paralelismos entre sus trabajos, como Rosalinda.

“Hay muchas similitudes: es la tercera película, ya es una trilogía; yo hice una trilogía, la trilogía de las Marías, en esa mi protagonista fue dulce, sweet, la niña buena. En esta soy villana, que también es dulce y sweet, tiene las dos cosas, eso a mí me emocionó mucho”, externó.

En cuanto a la inmortalidad que da el cine y, por ende, el doblaje, tanto Thalía como Ricky Martin se mostraron entusiasmados con la idea de trascender y dejar un legado.

“Cuando me dijeron ‘quieres hacer los Minions, inmediatamente dije sí, no me importa el contrato, no me importa nada, vamos a hacerla para dejar ese legado, a mis hijos a los hijos de mis hijos, (para) cuando ya no esté aquí. Minions es esa película universal, colectiva (con la) que siempre te vas a identificar”, dijo.

“Estará ahí el resto de mi vida; mis hijos me ayudan mucho a tomar estas decisiones. He trabajado mucho en los últimos años en proyectos que son dedicados en la infancia, escribí libros infantiles, estoy trabajando fuertemente con mi fundación.

“Esto es muy divertido, trabajo difícil, no es fácil,te metes a un estudio durante varias horas y buscas matices que puedan darle vida a estos personajes animados. Ves la magia de cómo se dan las cosas, pero me ha encantado, me ha fascinado”, puntualizó el intérprete de Fuego de noche, nieve de día.

Excélsior 

Simple Share Buttons