domingo , 17 enero 2021

«Y luego vienen aquí a decirnos pendejos»: Sylvia Míriam Chávez a diputados del Congreso

«Y luego vienen aquí a decirnos pendejos»: Sylvia Míriam Chávez a diputados del Congreso

Irene Medrano Villanueva

¡Ganaron los mochos… ganaron los mochos!, decían diputados inconformes una vez que se suspendió la discusión de los dictámenes que proponen expedir la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del estado de Sinaloa.

“Se frenó porque no se quiere tocar el tema de la educación sexual”, señalaban, mientras que entre el público había gente cercana a la Iglesia católica, también protestantes y algunos panistas como el padre de la diputada Laura Galván Uzeta.

En el punto nueve del orden del día estaba agendado el mencionado tema, pero antes de que iniciara la discusión, el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación, Marco Antonio Irízar, solicitó que se pospusiera ya que había algunas observaciones que no estaban previamente consensuadas.

Tal planteamiento desató la controversia, la diputada del PRD Imelda Castro cuestionó tal “arrepentimiento” y le preguntó a la presidenta de dónde venían tales presiones.

Además, dijo que ya había vencido el plazo para que se aprobara la mencionada ley.

Asimismo, señaló que algunos diputados traían temas que no querían hacer público.

El diputado Jesús Burgos Pinto también se unía a tal planteamiento, pero hacía algunos cuestionamientos, lo que le valía que la presidenta de la mesa directiva lo regañara porque no le puso atención y le aclaró que no era facultad de las comisiones, sino del pleno si se posponía la discusión.

¡Mil disculpas! Le contestó Burgos Pinto, al advertir que la suspensión sería un proceso de conciencia de la asamblea.

También el presidente de la Junta de Coordinación Política, Jesús Hernández Chávez, de manera conciliadora dijo que las comisiones habían trabajado mucho para presentar el dictamen, pero que quedaron pendientes algunos puntos que no se han conciliado.

“Me parece que en nada ofende la posibilidad de que se continúe explorando para que haya consenso”.

La presidenta de la mesa directiva convocaba a los presidentes de las comisiones que habían firmado el mencionado dictamen a que expusieran sus razonamientos.

El presidente de la Comisión de Educación, Héctor Melesio Cuén, aseguró que no pasaba nada si se posponía, sin embargo, pidió a los diputados ser más responsables.

El diputado Víctor Díaz Simental, presidente de la Comisión de Salud, dijo que se deben de analizar los posicionamientos de diputados conservadores y hasta de los más liberales. Por ello pidió mostrar más civilidad política y miras de altura.

El pleno esperó un rato a que llegara la diputada Sylvia Míriam Chávez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, quien no estaba durante la discusión, en tanto la diputada Lorena Pérez Olivas, de plano pedía una moción suspensiva de la multicitada ley y aclaraba que la discusión se centra en el tema que habla sobre los derechos de la salud y seguridad social de las y los menores, donde se habla sobre las medidas para evitar los embarazos.

La diputada Sylvia Míriam Chávez se pronunciaba para que se difiriera para otra sesión, “porque hay desinterés de muchos diputados”.

El cuestionamiento de los que estaban en contra de que no se discutiera en ese momento la ley, era de acuerdo al diputado Ramón Lucas Lizárraga “porque los poderes fácticos son quienes la quieren frenar”.

«El Congreso no puede ni debe estar supeditado a presiones que se hagan a través de poderes fácticos como los religiosos de que esa tema no deba de incorporarse», dijo.

Mientras la vaguedad continuaba en el pleno, la presidenta desde la tribuna le pedía a la Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación, así como a la secretaría general, presentaran contenidos como éste cuando ya estuvieran plenamente discutidos, bien revisados y analizados “para no estar subiendo y bajando temas del orden”.

“Su comentario no tiene lugar porque en primer lugar está violando los plazos. Además, este tema era el número uno en el orden del día y luego nos presentan otra orden donde ocupa el lugar nueve y ahora pide respeto cuando no sabemos de dónde salió esta nueva orden”, le reviró la diputada del PRD.

Se agotaban los pronunciamientos, la presidenta ponía a votación la moción suspensiva, mientras que la diputada Sylvia Míriam Chávez se quedaba con la mano extendida, solicitaba hablar, no le dieron la palabra y desde su curul dijo: “Ahí se los diré después… no me voy a quedar callada”.

Con 28 votos a favor y cinco en contra, se aprobaba la moción suspensiva de dicha ley y la diputada Sylvia Míriam hablaba:

“Que no vengan a querer hablar aquí, diciendo que todos conocen el dictamen, cuando muchos ni siquiera le quieren poner atención por andar “encampañados” y luego vienen aquí a decirnos pendejos. Creen que eso no da coraje. Claro, que eso está mal. Además, algunos diputados ni siquiera firmaron el dictamen y ahora nos quieren dar lecciones…”.

Señaló que algunos diputados se fueron a las campañas y dejaron “tirado” el trabajo y ahora están como el perro de las dos tortas: “ni allá, ni acá la hacen”.

“Nuestros compañeros no asisten a las reuniones de comisiones porque no hay cámaras… Aquí en el pleno sí las hay. Por eso hacen teatro”, reviró la diputada Laura Galván.

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle «me gusta» a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Café Negro/El Sol de Sinaloa

Simple Share Buttons