lunes , 18 enero 2021

Diputados de Sinaloa han recibido hasta amenazas por una ley que tiene en jaque a la Iglesia

Diputados de Sinaloa han recibido hasta amenazas por una ley que tiene en jaque a la Iglesia

Irene Medrano Villanueva

No hubo debate, pero entre las curules los legisladores de ambos bandos, tanto del PRI como del PAN y el PRD, se tachaban de ignorantes, locos, fundamentalistas y hasta de mochos trasnochados.

La polémica continuó por la “preocupación” que ha surgido dentro de distintos grupos sociales por el dictamen de la Ley de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado, particularmente por el tema de educación sexual.

“Eso es apostarle a la ignorancia”, indicaba la diputada del PRD Imelda Castro y la respaldó su dirigente Claudia Morales Acosta, que al igual que un grupo de padres de familia, hicieron acto de presencia en el recinto legislativo.

Entre los priistas había inconformidad, porque su coordinador, Jesús Hernández Chávez, no ha estado a la altura, al no defender a la diputada Sandra Lara. “Es el mejor activo que tenemos”, señalaban y no estaban de acuerdo que el diputado panista Miguel Ángel Camacho la haya tildado de perversa.

“Ese diputado está loco”, decían.

“Yo sí me la parto por Sandra en el debate parlamentario, porque hay que decir las cosas como son: ella no es la promotora, ni hacedora de esta ley. Es más, mientras todos los panistas el día de la discusión querían que se aprobara en ese momento, nosotros fuimos los que propusimos a través de la diputada Lorena Pérez Olivas una moción suspensiva para seguir en la discusión”, señaló el diputado Jesús Burgos Pinto.

Desde temprano, padres de familia llegaron al recinto parlamentario y sin aspavientos, sin mantas, ni consignas, fueron acomodados en la parte de arriba, mientras en la parte de abajo estaban los panistas y la dirigente del PRD, Claudia Morales.

Los padres de familia aseguraban que eran excluidos del debate de la Ley de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado y la dirigente del PRD aseguraba que hay un total desconocimiento de las personas sobre tales temas.

Dijo que es algo grave, pues el embarazo precoz es un problema social que necesita ser atendido, a través de políticas públicas adecuadas, dentro de las que definitivamente entra la educación sexual para las y los jóvenes en el país.

«Es un poco a veces que la idea religiosa gana y la gente no quiere ver el contexto de la problemática social que genera a las y los adolescentes de Sinaloa; debemos procurar desde la Secretaría de Educación Pública, desde la Secretaría de Salud, el abatir este problema, darse alta difusión», indicó.

También la diputada Sandra Lara llegaba temprano y se encaraba con el diputado del PAN, le reclamaba sus expresiones, pero, sobre todo, que hablara sin conocimiento, porque ni el dictamen conoce por andar “encampañado”, y como dijera la diputada Sylvia MÍriam, a los que se ausentaron de sus curules por el proceso electoral, “se quedaron como el perro de las dos tortas” porque ni ganaron allá, ni cumplieron acá.

El diputado panista se escudaba echándole la culpa a otras diputadas. “Poco hombre”, fue lo menos que le dijo la diputada Sandra Lara, sin embargo, la legisladora no quiso hacer comentarios, de ninguna índole, incluso, al inicio de la sesión no estuvo presente, llegó cuando los padres de familia abandonaron el recinto.

“Es por prudencia”, decían los diputados del PRI y hasta los del PAN le daban su apoyo “porque no se vale que no sólo a ella la amenacen, sino a su propia familia, cuando ella no tiene vela en el entierro. Es más, ella es también de la idea de que hay que escuchar todos los puntos de vista”, indicaban.

“Se va a poner bueno”, decían al ver el orden del día, donde el diputado aludido Miguel Ángel Camacho iba a fijar un posicionamiento sobre el tema que ocupaba a los diputados en sus curules, aunque en tribuna el tema era la lectura de la Ley Electoral.

Varios diputados se estaban preparando para contestarle.

El diputado Camacho se adelantaba y en su página ya daba por hecho que había participado subiendo una foto en tribuna y hasta felicitaciones recibía, sin embargo, como dicen los plebes, “se le cebó”.

“No les digo, no está completo”, bromeaban por el Wasap.

“Ni siquiera ensilló el caballo”, festinaban los diputados. “El Chuquiqui” le pidió al coordinador del grupo parlamentario del PAN, Adolfo Rojo Montoya, que lo parara.

“A mí nadie me da órdenes. Yo no participé porque todavía no está el dictamen”, dijo el diputado panista.

-¿Y hasta la una de la tarde se da cuenta, después de que han pasado las horas y está en el orden del día?, se le preguntó.

-Sí, hasta entonces me dijo la presidenta y la diputada Laura, “pero Laura y yo vamos a defender la postura de los padres de familia. Yo respeto mucho a Sandra Lara, es una buena legisladora, pero no es dueña de la verdad”, insistió.

“No se vale que el Chuquiqui haya frenado el debate”, lamentaban los diputados, “porque aquí se aclararían muchas cosas, ya que no es asunto de ideologías sino de leyes”.

En las curules el tema estaba soterrado, pocos querían hablar del contenido. “Nos queman con leña verde”, decían en broma, pero en serio, lamentaban que el linchamiento político contra las diputadas Sandra Lara e Imelda Castro sea desde el interior del mismo Congreso. “Tiene nombre y apellidos”, aseguraban.

La presidenta del PRD también reprobaba las amenazas que han recibido estas legisladoras y lamentaba que la gente que realiza este tipo de acciones violentas se deja llevar por la ignorancia y desconocimiento integral de las propuestas.

“Las cosas se han hecho mal. Tuvimos 180 días para dictaminar, hacer un trabajo real y profesional, se vencía un sábado, nos reunimos un miércoles, antes de que se venciera el plazo que nos establecía la ley marco, que es la ley general, creíamos que con esa reunión de diez horas se iba a solucionar y aunque no soy de ninguna comisión hice planteamientos muy claros porque me interesa y preocupa el tema, pero ninguno fue aceptado”, aclaró la diputada Laura Galván.

La sociedad civil, dijo, se empezó a interesar y se ha generado esta preocupación .“la que aplaudo, le reconozco que la sociedad se empiece a involucrar en estos temas”.

Negó que el tema hay crispado los ánimos, donde hay diputadas amenazadas. “No, todos tenemos la madurez necesaria para saber que estos temas son para buscar el beneficio de los sinaloenses”.

Dijo que de parte de los padres de familia no vienen las amenazas. “Lo notamos el día de hoy, llegaron en el mejor de los términos, con una legitima preocupación”.

En las curules el único que se atrevía a hablar sin cortapisas del tema era el diputado y presidente de la Comisión de Salud, Víctor Díaz Simental

“La iniciativa de Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Sinaloa no es atentatoria ni fomenta la anticoncepción, sino que favorece la unificación familiar, el desarrollo de niñas, niños y adolescentes en un entorno saludable, observando su bienestar y que tengan información veraz, expedita, humana y científica”, dijo.

Señaló que probablemente exista desinformación, más que tendencia a tergiversar, porque esta ley fortalece la institución que históricamente será el pilar fundamental de cualquier sociedad, religión y sistema político: la familia.

“No veo nada atentatorio y en ningún lado se limita la educación de los padres a los niños, lo más aconsejable, sano y prudente es que los padres platiquemos con nuestros hijos, que nos informemos con lo que hay en el estado, no podemos hablar con realidades de hace 400 años”, dijo.

“El 30 por ciento de los 60 mil partos, de los nacimientos, que tenemos aproximadamente en Sinaloa, más de 20 mil son de madres adolescentes, son embarazos que casi nunca son planeados, que casi siempre son producto de relaciones con muy poca información y con una pobre educación”, afirmó Díaz Simental.

“El Santo canonizado Juan Pablo II pidió perdón 400 años después a Galileo Galilei, no queremos una Iglesia o una sociedad que esté en contra de la realidad que estamos viendo diariamente. ¿Por qué el punto de quiebre con los anticonceptivos?”, reflexionó.

“Que se cuide, si no también a éste lo van a llevar a la hoguera”, señalaban los legisladores.

Café Negro Portal/El Sol de Sinaloa

Simple Share Buttons