martes , 19 enero 2021

Crisis en Pericos por falta de agua potable

Crisis en Pericos por falta de agua potable

Carlos Rosas

Culiacán. Sinaloa (Café Negro Portal).- Por las calles polvorientas de la sindicatura de Pericos priva el olvido, la insensibilidad de sus autoridades y el coraje de sus habitantes.

Hoy suman 11 días que se quedaron sin agua, incluso el mismo día que se realizó la elección en Sinaloa para elegir diputados federales.

Un presidente municipal del PRI se pasea muy campante en su Suburban 2015 (con un costo de 800 mil pesos), mientras pipas del Ayuntamiento y de la Conagua recorren las calles del pueblo –que asimila un desierto por la falta de agua– para llevar el vital líquido a los sedientos hogares.

Las cinco unidades de pipa no se dan abasto para atender la demanda. Pareciera que una emergencia por un huracán se hubiera presentado y destrozado la red de suministro de esta comunidad, donde no llueve agua, pero sí quejas.

Un trabajador de una pipa aseguró que trabajan incansablemente hasta las 9 de la noche, llevando agua en 5 pipas y por día están repartiendo hasta 300 mil litros de agua a la población afectada.

DSC_8009

Por las orillas de las enormes calles los vecinos sacan todo lo que tengan a su alcance: tambos, cubetas, tinacos Rotoplas y hasta albercas de plástico para que les caiga una gota de agua.

Afirman que a casi 15 días de presentarse la falla de la bomba, la cual fue reparada en Durango y se volvió a descomponer, el alcalde José Eleno Quiñones López ni siquiera se ha parado por el pueblo para darles una explicación.

Como respuesta, les prometieron que hoy llegaría de Monterrey otro equipo y están a la espera de que se cumpla esa promesa.

«Tenemos 11 días con hoy. Pues muy mal, nos estamos muriendo de calor aquí, mi mamá se está muriendo de calor aquí. Ya no soportamos el calor, no tenemos con qué bañarla. Tuvimos que agarrar un garrafón de agua porque ya no se aguanta el calor», denunció molesta la señora Braulia Angulo, quien es propietaria de un abarrote.

Para hacer comida y bañarse, dijo que tienen que usar agua embotellada que les venden en 10 pesos.

En los 11 días que llevan sin el vital líquido, asegura, solamente una vez ha visto la pipa de agua pasar por las calles para proveer de agua a los habitantes de esta sindicatura ubicada a 40 minutos del municipio de Mocorito.

«La pipa la he visto yo en los 11 días, una vez nada más ha pasado por aquí», agrega.

Lamenta que los trabajadores de la sindicatura que llevan el agua en pipas privilegien a los suyos, a quienes les llenan garrafones y tambos de agua, lo cual fue constatado por Café Negro Portal en una de las viviendas visitadas.

DSC_8029

«Nos quedamos por fuera porque nosotros no tenemos ninguna preferencia, pues», dijo molesta la mujer madre de tres hijos que habitan en Culiacán.

Asegura que sus hijos le pidieron que se viniera unos días a la capital del estado porque la falta de agua va para largo.

«Ya es demasiado esto. Mis hijos ya se desesperaron. Ya ahorita me hablaron todos que agarremos mochila y nos vayamos a donde haya agua porque esto ya es mucho. Va a salir muy caro esto de que no hay agua, nos van a hospitalizar, Dios guarde la hora».

Señaló que necesitan el agua en primer término para bañarse y mitigar los más de 46 grados centígrados que pesan sobre su espalda cuando acarrea agua para su hogar.

«En veces, hasta nos aguantamos las ganas de ir al baño porque no tenemos agua para echarle a la tasa del baño», denuncia.

Otra de las vecinas de Pericos, Yuriana Angulo Álvarez, dijo que los trabajadores que maniobran las pipas con agua están privilegiando con el traslado a los priistas, pero no al resto de la población.

DSC_8015

No todos los vecinos de Pericos corren con la misma suerte, ya que mientras algunos tienen dinero para poder comprar garrafones de agua o mover sus vehículos para el traslado, otros tienen que esperan a que de la llave brote el chorro.

«Fueron por un motor dizque a Durango y nomás lo trajeron se quemó. Entonces, es un problema grande que hay con los niños porque hay 12 días sin agua», manifestó Abelardo López López, quien fue a un chapoteadero por agua, el cual se encuentra atiborrado de personas que sacan agua para el uso doméstico.

Incluso, ese lugar se forman enormes filas de automóviles para cargar garrafones, baldes, cubetas y hasta tinacos y llevar agua a sus hogares.

DSC_8057

El problema es que cada político que va a entrar a la presidencia municipal cambia las cuentas del agua por votos, dijo.

Afirma que las autoridades municipales asumen no una responsabilidad y compromiso con los habitantes de Pericos, a quienes van y les piden el voto y luego se olvidan de ellos.

«Existe esa cultura, esa cultura de no pagar el agua, viene precisamente de la autoridad municipal. Ya nosotros estamos cansados de esta situación, seguido pasa que se queman, no hay un motor de repuesto que esté para cuando se amuele uno meter el otro. Ya tenemos varios días sin agua continuamente», sostuvo.

Un albañil se encuentra colocando ladrillo y mezcla en una de las arrinconadas calles de colonia Fonapho. A costado de él está un enorme tinaco.

DSC_8003

Para continuar con sus labores tiene que apoyarse de algunos peones para ir en la camioneta y traer agua para hacer la mezcla y hacer su trabajo.

En otro de los domicilios de la colonia Guadalupe que se encuentra ubicada a un costado del canal una llave empuja un chorrito de agua.

«Mire, oiga, así se pone, pero nada. Tenemos que poner bandejas para atrapar el chorrito», dijo una mujer bañada en sudor y cansada de cargar todo el día cubetas de agua que le lleva la pipa.

Pero no todos los pobladores de Pericos tienen la misma suerte. Es decir, no todos, aseguran vecinos, reciben el servicio de las pipas.

DSC_8026

Una mujer dijo a este medio que su madre hizo guardia todo el día por la calle Reforma, cerca del Seguro Social, esperando que pasara la unidad, pero el conductor de la misma frustró su petición: «No, señora, hoy no le toca».

En una tortillería de la colonia Aviación dos jóvenes remolcan un enorme tinaco para ir al chapoteadero por agua y así pode lavar las máquinas del establecimiento.

Se le pregunta a uno de los jóvenes cuántos días tienen sin agua. Dijo que ya perdió la cuenta, pero luego suelta: «¿Y cómo la ve? El presidente municipal estrenando una Suburban».

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

 

 

Simple Share Buttons