domingo , 17 enero 2021

A los diputados federales les faltan… Sylvia Míriam Chávez 

A los diputados federales les faltan… Sylvia Míriam Chávez 

Irene Medrano Villanueva

¡A los diputados federales les faltan…!, refunfuñaba la legisladora Sylvia Miriam Chávez después de que desde la tribuna, señalaba que le daba vergüenza la actitud de sus compañeros de la cámara alta que no defienden a los agricultores.

La legisladora de Nueva Alianza se sumaba a los posicionamientos de sus compañeros legisladores Guadalupe Carrizoza y Ramón Lucas Lizárraga en defensa de los productores: “todo lo dicho parece una película sin fin”; los productores que entregaron hace más de dos meses la cosecha, no han recibido un centavo, a esto yo le llamo “una burda burla” porque los productores tienen que llevar el sustento a sus hogares.

Luego bajaba lentamente de la tribuna y entre las curules rezongaba: a los diputados federales “los cocorocó no los tienen bien puestos”, pero de inmediato reculaba: “bueno, cuando van rumbo al Congreso de la Unión los llevan bien puestos, pero no sé qué pasa que en el camino se les enfrían o se les estrellan”.

Raudamente comentaba “que se cuiden porque ni a Dios le gustan fríos”.

Sus ideas eran interrumpidas por Samuel Cárdenas, quien la interpelaba porque no había pedido que se cancelaran las importaciones de granos.

“Lo tomaré en cuenta”, le contestaba la diputada aliancista, para luego volver al tema. Quiero excluir a la diputada Rosa Elena Millán “ella si los trae bien puestos y le entiende al tema, ojalá que sea la esperanza de los productores, porque la verdad me da mucha vergüenza la actitud de algunos compañeros que van de salida y que no hicieron nada por el campo.”  

“¿De cuál habrá fumado?”, se preguntaban los diputados, al remitirse al tema que se comentaba en las curules desde temprano y que eran las acotaciones del politólogo Jorge Castañeda en el foro “El Futuro de Sinaloa”, donde afirmó que la legalización de la mariguana traería grandes beneficios al estado y ayudaría a desarrollar un gran potencial de globalización a Sinaloa.

“Es más importante hablar de “mafufadas” que atender el orden del día”, comentaban los legisladores, al ver que no había temas de interés, sólo lecturas de pensiones, lo que daba pauta que una vez más la sesión se quedará sin quórum, al haber en un momento sólo 18 diputados.

Los diputados pedían que la presidenta de la mesa directiva diera los nombres de las y los diputados  que siempre están fuera y “el chuquiqui será el que gane”, aseguraban.

Otros defendían al diputado Jesús Hernández Chávez al señalar que el que más se “pintea” a fumar, a platicar o simplemente porque no quiere estar en las sesiones es Mario Imaz “es más, toda la semana ha faltado”,  señalaban.

“Ya le pedí a la presidenta que de nombres”, aseguraba la diputada María de la Luz Ramírez.

Algunos legisladores en sus curules hacían su propio debate, unos estaban a favor, otros en contra de que se legalice la droga y las legisladoras Imelda Castro y Sandra Lara, con mímica se referían a la mariguana.

“A lo mejor si los diputados estuvieran mariguanos rendirían más”, decía Maribel Cornejo  una de las asistentes, cuando escuchaba a los legisladores dar sus puntos de vista sobre el narcótico  al ser abordados por los medios de comunicación.

“Para mí que la aprueben, pero que su venta esté bien cara y sólo la puedan pagar los diputados para que rindan”, señalaban.

En asuntos generales la diputada Yudit del Rincón Castro, hablaba de la necesidad de que opere el Centro de Justicia para las Mujeres, porque además de que las víctimas de violencia luchan contra diversas instancias  gubernamentales que no están coordinadas y alejadas una de otra, no hay un seguimiento de los casos, lo que hace que muchas víctimas decidan abandonar las denuncias.

“Abandonan la denuncia porque se ven malitas cuando llegan a su casa”, bromeaba uno de los asistentes y añadía: “si no pregúntenle a mi vieja cómo le fue”.

La señora Maribel que lo escuchó le recriminó: ahorita que vea al maestro Cuén, se lo voy a comentar para que no te apoye, ese tipo de universitarios no caben en nuestra máxima casa de estudios”.

Desde la tribuna la diputada panista insistía que el acceso a la justicia va más allá que garantizar a las personas el acudir a las instancias correspondientes por parte del  Estado, sino que sea una justicia  más ágil  y expedita, entre otras cosas.

Por ello, pidió al Ejecutivo del Estado dar cumplimiento con lo establecido en el 2013 para la creación del mencionado Centro, al que al año siguiente se le asignaron cinco millones de pesos para que se ejerzan en atención a las mujeres víctimas de violencia y sigue sin funcionar.

“Que se agilice, que se agilice, para acaba con los misóginos, como este cab…”, decían las compañeras de la señora Maribel, mientras señalaban al escurridizo asistente que no sabía que hacer: fue una broma, fue una broma, atinó a decir. El Sol de Sinaloa

Simple Share Buttons