martes , 19 enero 2021

Como si fueran sicarios, un menor disparó y otro sacó un cuchillo para herir a niño de 12 años en Mazatlán

Como si fueran sicarios, un menor disparó y otro sacó un cuchillo para herir a niño de 12 años en Mazatlán

Redacción

Mazatlan, Sinaloa (Café Negro Portal).- Con una mirada escalofriante, una voz agresiva y cortando cartucho se dirigieron Rubén y Antonio, de 14 y 16 años de edad, respectivamente, hacia el pequeño Érick, de 12 años que fue baleado hace unos días en la colonia Ricardo Flores, quien hoy se encuentra en fase de recuperación en el Hospital General Martiniano Carvajal.

Erick, un niño inocente, deportista y estudioso estuvo a pocos minutos de morir a manos de dos adolescentes inconscientes el pasado 17 de julio en una de las colonias de la periferia del puerto de Mazatlán, quienes jugaban a amedrentarlo y dispararle como lo hacen los sicarios, aun contra su voluntad.

El menor agredido narró que él se encontraba jugando con sus amigos al futbol soccer cuando se sintió fatigado y decidió sentarse a descansar a la banca, cuando llegaron Antonio y Rubén a intimidarlo y junto a ellos había otros niños que observaban el juego.

Una vez herido de bala en el abdomen, Érick tomó fuerza y caminó como pudo a pedir ayuda, pues sabía que podía morir en unos segundos si no recibía ayuda de emergencia.

Cruzó la calle y cayó en brazos de su madre. Ésta, a su vez, pidió los servicios de emergencia, los cuales se encontraban cerca y posteriormente fue trasladado al hospital general.

Incluso, narró que iba consciente platicando con los paramédicos de Cruz Roja.

La tía del menor asegura que Rubén llevaba una pistola calibre 22 a presumir desde hace varios días antes del incidente, pero esa tarde se le ocurrió accionar el arma.

Junto a él estaba Antonio, quien presuntamente lo intimidó con un cuchillo de cocina.

La madre de Érick dice tener miedo de posibles agresiones de parte de las familias de los niños agresores puesto que ya han recibido amenazas de muerte.

Los adolescentes involucrados fueron escondidos por parte de sus familiares para evitar que la autoridad ministerial los sancione y los traslade el tutelar de menores.

Sin embargo, cínicamente, asegura la tía de Érick, los papás del niño agresor, Rubén, visitan a su sobrino para ofrecerle ayuda económica a cambio de que no se levante ninguna denuncia formal.

Tanto la tía como la mama de Érick piden castigo para los agresores, así como para los padres ya que esa acción ocurrió debido a la falta de vigilancia de sus hijos, como el hecho de ser tan consecuentes.

También exigen se investigue la actividad laboral de los padres, pues, afirman, podrían dedicarse a cosas ilícitas.

La señora Maria del Rocío, madre afectada, hace responsable a los padres de Rubén, así como de Antonio, de cualquier daño que pudieran sufrir tanto ella como su familia.

Por lo pronto, Érick quiere recuperarse y salir del área de pediatría e ir a la playa con su familia y divertirse mucho.

Dice haber perdonado de corazón a sus agresores pero deja a las autoridades correspondiente hacer su trabajo y fincar responsabilidades.

En un mes más entrará a la secundaria federal número 4 y asegura que buscará a su noviecita que terminó hace apenas unos días.

Señala que lo que más le pesa en estos momentos es no comer alimento ya que por siete días más estará siendo alimentado con suero y vitaminas.

Francisco Guzman, subdirector del hospital general, informó que el niño se encuentra estable una vez que se le practicara una cirugía de cierre primaria del intestino delgado.

100_1826

Ninguna autoridad municipal, mucho menos el DIF, se ha acercado a la familia de Érick para brindarle apoyo psicólogo o económico, a pesar de ser de ser bajos recursos económicos ya que la madre trabaja como ayudante general en una marisquería y es soltera.

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle me gusta a nuestra página www.cafenegroportal.com.

 

Simple Share Buttons