domingo , 7 marzo 2021

Los panistas sinaloenses, «todos se lavan las manos» por el caso Lucero Sánchez: Germán Martínez

Los panistas sinaloenses, «todos se lavan las manos» por el caso Lucero Sánchez: Germán Martínez

«El Chapo» y los panistas

¿En verdad? ¿La diputada local del PAN de Sinaloa, Lucero Sánchez López, nada tiene que ver con Joaquín Guzmán Loera?

Los panistas sinaloenses que la conocen saben perfectamente cómo hizo campaña, describen privilegios y dan fe de su escasa actividad parlamentaria. ¡Todos se lavan las manos! ¡Nadie es capaz de meterlas al fuego, salvo un solitario compañero diputado!, cuestiona en una editorial del periódico Reforma el ex dirigente nacional del PAN, Germán Martínez Cázarez.

¿Quién, cómo, dónde y cuándo se firmó en el PAN esa candidatura? Respetando su vida personal, y puesto que se trata de una persona sin credencial panista, el Comité Nacional debió autorizar la postulación. ¿El CEN tiene un compromiso secreto? Que virtudes tuvo? ¿Solo es un ingenuo cumplimiento de la cuota de género? ¿Nada saben y nada tienen que decir el gobierno de Sinaloa, ni el Presidente del Pan en el Estado?

Esa candidatura la facilitó la terrible mezcolanza de gobierno producida por las coaliciones PAN-PRD, donde sin el menor aprecio, por una “idea de país” se patrocina ambiciones personales, y se pisotea al partido que tiene en su historia y memoria al también sinaloense Manuel Clouthier del Rincón.

Por supuesto que la señora Sánchez López, representante de Cósala, en el Congreso de Sinaloa, es inocente hasta que la autoridad demuestre en un juicio su culpabilidad, pero lo que quiero subrayar es el vergonzoso “modelito” panista de ganar elecciones, literalmente “con quien sea”, solo porque se le envuelve y adorna cerca de la bandera perredista.

La contienda por la presidencia nacional del PAN entre Ricardo Anaya y Corral debe poner una ¡basta definitivo! a esa perversa suma de burgos podridos. ¿Qué significa Malova para el PAN? ¿Unos cuantos sueldos a panistas y fuero para sus allegados?

Javier Corral apostó mucho y fuerte a esas coaliciones, sobre todo en Oaxaca. ¿Qué cuentas le podría pedir ahora Corral a Gabino Cué, después del fracaso estrepitoso para administrar la educación en su estado, si antes él le abrió la puerta de palacio de Gobierno? ¿Qué cosecha envenenada levantará el PAN sinaloense al postular pillos, solo por sus ansias de ganar por ganar? Y si Rafael Moreno Valle quiere ser candidato Presidencial, tiene que poner sus barbas a remojar.

Las ineptitudes, complicidades y corrupción que permitieron escapar a el Chapo germinan en la simulación de una clase política que no dice lo que cree, timorata de definirse y calculadora con sus decisiones. ¿Cómo le va a reclamar el PAN a Peña su lucha contra el narco, si antes nadie respaldó la lucha de Felipe Calderón contra el crimen? Si el PAN no defiende sus logros y causas, automáticamente se debilita ante las causas ajenas y los errores del PRI.

Que Fox haya dejado ir a el Chapo la primera vez o Felipe Calderón no lo haya atrapado, ¿exculpa en algo al gobierno de Peña, por la nueva fuga del narcotraficante más buscado del mundo? La verdad lo agrava.

Los príistas prometieron en la contienda electoral pasada “experiencia”, “capacidad” y “eficiacia”. La gente les creyó y ganaron y ya en el gobierno machacaron la idea de que con “coordinación” entre las autoridades federales, estatales y municipales y una adecuada labor de “inteligencia” avanzarían en su oferta de seguridad pública.

El Chapo evidenció no solo la nula “inteligencia” para detectar un túnel de ese tamaño, sino la descoordinación entre los tres priistas que gobiernan al país, al Estado de México y al municipio donde está la penitenciaria de Almoloya.

Pero algo más: ¿el enredo del gobierno de Enrique Peña en su combate al delito acaso lo ocasionó esa “distancia” que siempre quiere poner el peñismo frente a Calderón? “Pintan su raya” aunque no sea necesaria, se deslindan aunque nadie se los pida, corrigen aunque algunas cosas funcionan. En Michoacán su estrategia fue un borrón y una cuenta nueva, pero solo para disfrazar de policías a algunos ladrones.

¿Desmantelaron plataforma México como afirman algunos periodistas? La policía regresó a la Secretaria de Gobernación para perder capacidad técnica y ganar relevancia política. Incluso la visita a Francia, con todo su oropel, llevaba implícita la repulsa al gobierno Calderonista, por haber “fracturado” la relación entre galos y mexicanos con el asunto de Florence Cassez. Ya debieron aprender la lección; no es bueno gobernar para el pasado.

El PAN debe estar seguro de su apuesta por el Estado de Derecho. Debe ser celoso al revisar la biografía de sus candidatos y dirigentes. Solo así se hará sentir cuando exija una renuncia.

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle me gusta a nuestra página www.cafenegroportal.com.

 

Simple Share Buttons