martes , 26 enero 2021

Cuando la perra es brava hasta los de casa muerde: Diputados

Cuando la perra es brava hasta los de casa muerde: Diputados

Irene Medrano Villanueva

¡Cuando la perra es brava hasta los de casa muerde…!, decían diputados del PRI, mientras en sus curules se regodeaban por los comentarios del ex presidente Felipe Calderón de que la dirigencia del PAN nacional y estatal explique la designación de la “madre de uno de los hijos del chapo” como diputada local.

Nuevamente la diputada Lucero Guadalupe Sánchez estaba en el ojo del huracán, metida en sus propias cavilaciones en su curul, no se levantaba y algunos de sus compañeros de bancada se acercaban y le cuchicheaban al oído, y ella, con aplomo, reiteraba una y otra vez que nada tiene que ver con lo que se le imputa.

“No me escondo, ni pido auxilio a ninguna institución, sólo que me llame la PGR para aclarar”, les comentaba a sus compañeros.

“Esto es canibalismo puro”, señalaban los diputados panistas, y aseguraban que el dirigente municipal del PAN había hecho bien en calificar al congreso como un circo y a los legisladores payasos.

Cada movimiento de la diputada panista era “monitoreado” por los legisladores. No le perdían pisada.

“Mira, mira, ahora está con sus asistentes. Son las únicas que se acercan”, decían los priistas, sin embargo, la diputada se levantó de su curul, subió a tribuna, platicó con el vicepresidente Robespierre Lizárraga, luego se movilizó a la bancada del PRI, saludó a la diputada Sandra Lara, ésta le dio un beso.

Los asistentes también estaban pendientes. Desde que se dio a conocer los posibles nexos de la diputada panista con el capo sinaloense, algunas gentes que acuden a hacer trámites con los diputados, con curiosidad buscan a la diputada.

“Es el morbo”, sentencia Micaela Barraza, quien fue en busca de apoyo del diputado Héctor Melesio Cuén Ojeda.

Los legisladores aseguran que admiran a la diputada porque “los tiene bien puestos”, da la cara, no se intimida, no le tiembla la voz y “siempre echada pa delante”.

“Siempre mira de frente”, asegura el diputado Guadalupe Carrizoza.

“En nada se parece al diputado Óscar Valdez que cuando detuvieron a su hermano por narcotráfico, salió todo temeroso a dar una conferencia, estaba asustando y casi a escondidas dio la cara a los medios de comunicación, leyó todo tembloroso y salió corriendo, luego no se le volvió a ver”, señalaban los legisladores.

“Por eso anda con guaruras”, bromeaban los panistas.

También la diputada Lucero Guadalupe Sánchez trae sus guaruras, les aclaraban.

Aseguraron que la diputada panista desde que llegó como legisladora, trae seguridad.

“Nada más que los primeros se le rajaron, se quedaron en el camino, cuando supieron que la involucraban con El Chapo, ahora los guaruras son nuevos”, señalaban.

Los diputados recordaban que al principio se les hacía raro “porque no estamos acostumbrados a eso”, decían.

“Después vimos que otros diputados también traen seguridad como Ramón Barajas y ya se nos empezó a hacer normal”.

“Yo no necesito guaruras para espantarme a los cobradores”, bromeaba el diputado Jesús Burgos Pinto.

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Jesús Hernández Chávez, afirmó que la seguridad no la paga el Congreso  y“cada quien la paga por su cuenta”, y aclaró que el diputado Ramón Barajas trae seguridad por el acuerdo que hay por haber sido recientemente alcalde.

“El Chuquiqui que no se haga, él también trae seguridad”, decían y aseguraban: “son un Rottweile y un Doberman…”.

“Son dos amigos suyos, mayores que él, que lo acompañan a todos lados, sin sueldo, y se les conoce por su edad como el Estado Mayor Presidencial”, aclararon.

Café Negro Portal/El Sol de Sinaloa

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle me gusta a nuestra página www.cafenegroportal.com.

 

Simple Share Buttons