domingo , 22 septiembre 2019

Diputados que se van (II)

Toca el turno del análisis de los diputados plurinominales de la pasada legislatura que en este mes terminan su período. Curioso que estos brillaron un poco más en sus participaciones, que aquellos que salieron de las urnas y se supone tienen más cercanía con la población. Caras vemos votaciones no sabemos.

Tania Margarita Morgan Navarrete (PAN): Tania, que durante muchos años fue una militante muy activa al interior de su partido, supo concretar alianzas y pactos para ser impulsada por múltiples grupos en la contienda interna, y así alcanzar la diputación plurinominal. Por desgracia, no supo construir en el congreso con igual ahínco un liderazgo consolidado, ni al interior del PAN y mucho menos en el Congreso. Fue beneficiada de las cuotas de género.

Raúl S. Galván Villanueva (PRI): Por designios de las listas divinas este Vicealmirante de la Marina Armada de México, vino a caer en la representación de Sinaloa, pero su arraigo es nulo y para fines prácticos ninguno de sus intereses tienen que ver con el estado.

Heriberto Galindo Quiñones (PRI): Su diputación sirvió para recordarle que era sinaloense. Después du una largaaa temporada en los bosques mexiquenses, Galindo decidió dejarse ver por sus terruños. Fungió como líder de la bancada priista de los sinaloenses en el congreso, tuvo buenas actuaciones en la gestión de fondos e instauro una fundación con tintes proselitistas para buscar su sueño máximo, ser gobernador de Sinaloa. Deja su curul y queda a la espera de un milagro para alcanzar la candidatura añorada. Ya prendió sus velas al Señor todo poderoso para que su amor eterno llegue a través del torrente purificador de la línea priista.

Carlos H. Castaños Valenzuela (PAN): A pesar de perder en las urnas – y de andar reyando el tercer lugar- , Carlos, llego a su curul a través de la vía de las listas benditas del partido. Tuvo una participación aceptable al combinar su trabajo legislativo con su activismo político. Para ser un diputado relativamente joven mantiene un perfil tradicional y conservador en sus formas de ver la política. Está interesado en contender por la alcaldía de Culiacán, y así lo dejo ver en sus últimos meses en el cargo.

Jorge I. Villalobos Séañez (PAN): Chihuahuense de origen. Al igual que Raúl Galván, diputado del PRI, tenía poca relación con Sinaloa – más allá de su matrimonio con una sinaloense-, poco a poco comenzó a influir en la vida política del estado; sobre todo en la dirigencia estatal del PAN. Ave de tempestades, Villalobos, fue uno de los brazos fuertes de Gustavo Madero en la cámara y operador político de su grupo. Se le recuerda más por sus escándalos personales que por sus trabajos legislativos. Al día de hoy, es una incógnita si buscara incursionar en la política local o regresara a su estado natal.

Una nueva legislatura se presta a tomar posesión de sus curules en los próximos días. Vamos a ver como se desenvuelven nuestros flamantes diputados, pero sobre todo, que beneficio pueden traer para Sinaloa. En el paquete va de todo, políticos con experiencia, otros desarraigados y un independiente. Esperemos que la ciudad de México no los vaya a marear mucho – con eso de la altura- y recuerden que a pesar de sus diferentes ideologías el mandato es único: beneficiar a la sociedad y dejar el provecho personal para mejores momentos.

EL MEMENTO DE HOY

m

 

Twitter: @juanordorica

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons