miércoles , 18 septiembre 2019

Cruzazuleando al PAN

Por: Juan B. Ordorica

Ante el inminente inicio del proceso electoral para suceder al gobernador en 2016. Acción Nacional, fiel a su costumbre, comienza a despertar tarde del letargo político y busca perfilar candidatos que puedan competir en la elección que se viene. El color azul debe tener un mal inherente a su tonalidad; tanto el PAN como el Cruz Azul buscan y debutan a sus refuerzos cuando el torneo se encuentra avanzado. Las pretemporadas para ambas Instituciones parecen una leyenda urbana –dicen que existen, pero nunca han visto una-, ya sea por malas planeaciones, excesos de confianza o simple decidía despilfarran los tiempos de preparación prescindiendo sistemáticamente de este valioso recurso.

La generación de liderazgos tampoco parece ser el fuerte para las casas celestes. Cruz Azul tiene en el “Chaco” Gimenez el último gran referente en su alineación. De su cantera es mejor no hablar. Hace muchos años que dejaron de producir jugadores de calidad, o mínimamente competitivos para la liga. El PAN de Sinaloa está todavía mucho peor; desde Emilio Goicoechea a mediados de los años 90´s la producción de figuras al interior del partido es nula, salvo liderazgos regionales, que se han reciclado una y otra vez (Alejandro “diablo” Higuera, Salvador López Brito, entre otros) el PAN carece de un semillero político productivo.

Las apuestas del PAN y el Cruz Azul coinciden. Ambos buscan remediar sus males adquiriendo jugadores por fuera de casa. Personajes van, promotores vienen y el Cruz Azul no encuentra la contratación correcta. La lista de petardos y cartuchos quemados es interminable, aún así, la cartera siempre parece estar dispuesta a un nuevo desembolso con tal de conservar la ilusión. En el PAN las cosas son muy similares. La colección de personajes externos al PAN se acumulan en las boletas. Elección tras elección estos personajes llegan, prestan su nombre y al final de la jornada electoral regresan por donde vinieron dejando tras de sí muchas ilusiones y pocos compromisos.

Cruz Azul tiene años atrapado en una alianza maldita con un promotor llamado Carlos Hurtado. No existe contratación, Director Técnico, decisión deportiva o de negocios que no pase por la aprobación de este oscuro personaje. Acción Nacional, aunque en el pasado tuvo sus alianzas tétricas, se encamina a un compromiso corporativo, del cual, le va costar mucho trabajo desprenderse. El PAS se encuentra al acecho de una alianza con el PAN bajo el argumento de conseguir mejores condiciones de competencia. La única mejora de condiciones asegurada es para el promotor del PAS, el nunca va perder y con el tiempo todos los jugadores del blanquiazul tendrán que pasar por su aprobación. Carlos Hurtado es tan igual al PAS que hasta parece egresado de la UAS.

El subcampeonismio Cruz Azul no lo es más. Por lo menos, la máquina Celeste aseguraba la final y sumaba trofeos de segundo lugar periódicamente, pero de un tiempo a la fecha hasta esta desilusión le quitaron a los seguidores dejo de ser competitivo, navega entre Directores Técnicos mediocres y jugadores del montón. Si el Pan de Sinaloa no se ve en el espejo de su primo hermano de pantone su histórico segundo lugar peligra, pudiendo quedar relegado a las frías posiciones de media tabla y llenarse de políticos desgastados, quemados y que alguna vez aspiraron a ser estrellas. El reto para ambas instituciones es el mismo: cambiar su forma de enfrentar las competencias, fortalecer sus semilleros propios y retomar los valores que los hizo llenarse de afición; o simplemente las nuevas generaciones buscaran otros colores que defender y adoptar como propios. Las aficiones de ambos se sienten descuidadas, abandonadas y desilusionadas. Ya es justo que los directivos escuchen a los seguidores.

EL MEMENTO DE HOY

p

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons