miércoles , 13 noviembre 2019

Botánica política

Por Juan Ordorica

En el vivero de la política los especímenes botánicos abundan. Tenemos de todo: enredaderas oportunistas, plantas carnívoras, flores de ornato, helechos aburridos, troncos secos y varias malas hierbas. La sucesión por la gubernatura y otros puestos de elección popular sirven de abono para extender por los campos sinaloenses la maleza de personajes, fertilizar matorrales inertes y regar plagas de pastizales dañinos.

Si queremos ser unos jardineros exitosos, debemos tener la capacidad para diferenciar todas las especies que puedan crecer en nuestras macetas, porque muchas plantas tienen la capacidad de mimetizarse y parecer lo que no son.

La flor Diva se presenta como una rosa llamativa, multicolor y con espinas para demostrar su fortaleza. Sin embargo, esta flor siempre termina siendo una petunia: Planta perenne de duración corta, algo pegajosa, floración abundante que en otoño se detiene y es inodora.

El helecho Davidis Lopezis cuelga de árboles, a veces se confunde con plantas parásitas, se desarrollan lentamente, no tienen semillas, se reproducen por medio de esporas, sus raíces son pequeñas –muy pequeñas- y pertenecen a los grupos más antiguos de plantas respecto a la evolución con las demás.

Este helecho siempre crece en par con una especie similar, Galindoptias. Ambas buscan la sombra de ahuehuetes de amplio follaje para crecer cómodamente.

Tenemos las cactáceas Clouhtieralys, plantas gruesas, espinosas, de raíces profundas y generalmente crecen solas en medio de la nada. Durante toda su vida tienen una lucha constante por conseguir agua y es víctima de los elementos más adversos.

Aunque no deberían de hacerlo por sus peligrosas espinas, muchos consideran esta planta de ornato para oficinas.

En un invernadero aparte descansan las plantas de sombra del tipo oposicionis. Ahí podemos encontramos pequeñas Anemona azul o blanda, del griego anemone (viento, porque sus frágiles pétalos son movidos por éste a su antojo); en los períodos veraniegos o de máximo calor (como las elecciones) es mejor ponerlas en la sombra, de otra forma pueden quemarse; es una buena opción si busca mezclar muchas plantas en un jardín. En el invernadero pulula un sinfín de hierbajos izquierdotylis tradicionalmente de tonalidades amarillentas- aunque constantemente cambian su colorido-.Cuando parece que ya están a punto de quedar erradicados vuelven a resurgir por todos lados enredados en los tallos de otras especies.

A últimas fechas en el jardín botánico sinaloense se pueden ver un crecimiento atípico de tréboles. Algunos botánicos piensan que es un fenómeno propio de la época del año, pero otros piensan que han sido sembrados con fines de aclimatarlos permanentemente al paisaje ordinario.

La temporada de poda se acerca. Muchas plantas sufrirán la tijera del gran jardinero y algunas muy especiales serán puestas en macetas individuales para cuidarlas con mayor esmero. Las plantas que más hojas pierdan durante estos meses de otoño sufrirán el congelamiento del invierno de candidaturas.

EL MEMENTO DE HOY

Twitter: @juanordorica

k

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons