miércoles , 18 septiembre 2019

Vizcarra y el traje nuevo del emperador

Juan Ordorica

La fábula del emperador que camina desnudo por la calle mientras el pueblo admira la supuesta belleza de su nuevo traje es ya un cliché dentro del análisis político, sin embargo, hay historias que por más trilladas que parezcan, se ajustan perfectamente a la realidad de algunos personajes de la vida pública. Lo que está pasando en estos momentos con Jesús Vizcarra encaja perfectamente en el famoso cuento infantil.

Hace 5 años que el emperador de la carne perdió una elección, que según sus cuentas y de sus más cercanos asesores, tenía en la bolsa.

Hubo muchos errores en su campaña, pero los más sonados giran alrededor de su personalidad explosiva y poco tolerante a sus colaboradores.

En aquel entonces pocos o nadie se atrevían a desafiar sus acciones y por más faltas de sentido común que tuvieran sus ideas, los leales al señor Vizcarra aplaudían a rabiar e ignoraban la desnudez de su emperador.

Si al servilismo de sus asesores sumamos la ceguera selectiva para con el paquidermo disfrazado de pasado, nos da como resultado un líder que se esconde tras un atuendo que desnuda su personalidad y nada tiene que ver con los novedosos trajes que un político de su altura se puede mandar confeccionar en las mejores casas de encuestas del mundo.

Parece que los files del emperador lo quieren ver caminar por la calle desnudo de nueva cuenta y ya le están llenando la cabeza una vez más de las virtudes del traje mágico que va ocultar su desnudez ante el pueblo que lo espera.

Hay, incluso, analistas que van mucho más allá de los servilismos comunes. Algunos están optando por justificar el pasado de Vizcarra aduciendo que las relaciones non gratas que lo puedan relacionar con personajes perseguidos por las autoridades ya no son más un lastre para sus aspiraciones; al contrario, debido a que las encuestas reflejan una admiración por ese tipo de figuras, esté se va beneficiar de las asociaciones culturales con ese mundo.

El pasado no desaparece -a veces se puede ignorar-, sin embargo, tarde o temprano siempre regresa para recordar lo que una vez fuimos.

Para el caso de Vizcarra hay preguntas sin contestar y relaciones por aclarar, pero en esta ocasión los cuestionamientos serán para terceras personas. Las respuestas a la pregunta existencial: “¿ser o no ser? “tendrá que venir del altiplano en caso que la calentura de una gubernatura se apodere del cuerpo del empresario cárnico.

Los seguidores del emperador Vizcarra pueden convencer a su líder de portar el traje mágico por segunda vez para salir a la calle a marchar frente a su pueblo, pero no podrán evitar que algún trasnochado poblador de su reino cuestione a pulmón abierto: ¿Por qué va desnudo el emperador? o en buen idioma romance… ¿Será o no será?

EL MEMENTO DE HOY

m

Twitter: @juanordorica

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons