domingo , 22 septiembre 2019

¡Llegamos al futuro!. ¿Ahora qué?

Hoy 21 de octubre, a las 5:30 a.m (horario de Culiacán), llegamos al futuro. Aquí estamos, con todo lo que es signifique. Marty Mcfly nos está visitando de un pasado que debió quedar atrás hace 30 años, pero parece que el tiempo se detuvo. En lugar de encontrar un mundo avanzado, nos encuentra igual que cuando partió de su destino pre inalámbrico a nuestra sociedad digital.

Para ser justos con nuestro amigo Marty es preciso aclarar que muchas de sus predicciones se hicieron realidad.

Tenemos periódicos actualizados en tiempo real, drones, video llamadas, varias prendas de ropa con tecnología inteligente, 3D en las películas, casas medio automatizadas e incluso los Cachorros de Chicago andan peleando por el campeonato. Falló en algunas otras (sigo esperando las patinetas voladoras. La ciencia me quedó mal), pero en términos generales, el futuro es más o menos lo que Mcfly nos regaló en sus visiones.

Hay algo muy curioso en los viajes de Marty: Durante unos segundos de propaganda holográfica en su 2015 alternativo podemos darnos cuenta que el hijo de un antiguo alcalde es un empresario exitoso dentro de ese universo paralelo (los juniors saben de cuántica). No importa en qué línea del espacio-tiempo se encuentre uno, los políticos siempre encontraran las formas de quebrar las leyes, incluso las de la física

En lo que respecta a nuestra realidad, 30 años han pasado y el futuro no atendió el memo de presentarse el 21 de octubre. En Sinaloa, el Delorean volador no hizo su trabajo. 1985 Y 2015 se fusionaron en una misma realidad; de otra forma es inexplicable que los Millán, Labastida, Hernández, Galindo, López, etc. sigan influyendo en una sociedad moderna.

Quiero creer que el futuro nos alcanzó, pero en realidad el pasado se disfrazó de presente y se niega a ser devorado por las fauces de cronos. Si entendemos el futuro como el conjunto de aparatos con luces brillantes y fotografías digitales, más temprano que tarde despertaremos en el último piso de la torre de Biff gobernados por la miseria humana, cirugías plásticas y gañanes del poder.

Tengo muchos años esperando esta fecha por dos razones: Cómo Nerd apasionado que soy deseaba ver con mis propios ojos si la tecnología podía alcanzar a la ficción con la cuál soñaba. El ingenio humano no me decepcionó. Estoy contento con lo que me ha regalado, pero la segunda razón de la espera es más importante: Quiero vivir el 22 de octubre 2015 para ser testigo del próximo futuro que como sociedad vamos a construir.

El futuro llegó hoy, pero mañana nos toca rehacerlo.

Marty Mcfly será nuestro invitado por un par de días (hay que tratarlo bien. No mostremos nuestras desgracias mientras se encuentra entre nosotros); después regresará al pasado. Ojalá podamos convencerlo para que se lleve a 1985 todo lo que pertenece a ese tiempo y deje entre nosotros un presente lleno de futuro.

EL MEMENTO DE HOY

j

Twitter: @juanordorica

 

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons