domingo , 22 septiembre 2019

El carnaval de las elecciones mazatlecas (I)

Por Juan B. Ordorica

Dicen en Mazatlán que un Carnaval sin mitote no es carnaval. El mismo argumento puede ser utilizado al referirse a cualquier proceso electoral que se desarrolle en el puerto.  La política “pata salada” es muy singular: Si en algún lugar del estado la desunión y los enconos existen entre sus pobladores, Mazatlán tiene que ser la ciudad que se erige como la reina absoluta de las desavenencias.

En el puerto todo viene en pares. Es casi imposible encontrar un gremio profesional, académico, social o político que tenga una sola voz. Siempre hay que platicar con dos o tres agrupaciones del mismo sector para llegar a cualquier tipo de acuerdo. Obviamente, los partidos políticos se sitúan a la cabeza de esas muy particulares circunstancias.

En el caso del PRI, su guerrita privada tiene varios representantes. Fernando Pucheta, ex regidor, actual diputado local y ex trabajador del sector turismo, tiene varios procesos electorales esperando ser tomado en cuenta por su partido para la alcaldía.

En los últimos años encontró un aliado muy importante en el empresario hotelero Ernesto Coppel, y a través de una fundación medio populista denominada “Una mano amiga” poco a poco ha sumado seguidores, sobre todo en las colonias populares.

Es importante recordar que en la elección anterior lo dejaron alborotado e incluso tuvo que deshacerse de mucha publicidad que ya tenía lista para su campaña. Fernando bien podría ser considerado el Rey feo del desfile con el séquito popular detrás de su carro alegórico

La sección del desfile que contiene a las reinas viene bastante cargado. Mazatlán es el municipio que más mujeres en la lista para alcaldesas tiene. La comparsa de la equidad de género se mueve a ritmo de reggaetón; en lo alto del carro de la reina viene saludando su poca graciosa majestad Francisca I.

La ex alcaldesa de Cósala apuesta por lucrar con la miseria de los mazatlecos para conseguir su voto. No le basta con pegar su nombre a las despensas. Últimamente  optó por la penosa modalidad de utilizar  sillas de ruedas como publicidad ambulante.

Cerca, muy cerca viene la reina de la grilla popular que saluda con singular desdén, Maribel Cholet. La ex dirigente del Comité municipal del PRI encabeza el contingente  de los bailarines radicales. Amante de la confrontación y con una ralea muy diluida es más probable que termine en el carro alegórico de consolación en el Congreso del Estado

Irma Tirado y Margarita Villaescusa ya son activos fijos en el desfile carnestolendo de la política. Son la comparsa siempre constante de todos los años, pero nunca las estrellas de la parada. El público no pone mayor atención en su presencia, mas sin ellas, el desfile estaría incompleto y luciría medio sombrío.

Para cerrar y de última hora se sumó al desfile Quirino Ordaz. Victorioso diputado del Tucán infernal (Partido Verde) ante el PAN en las pasadas elecciones federales. Su presencia en el desfile puede robar atención, pues su carro, si bien no es el más grande y enfiestado, sí luce muy brillante de oro y plata. El pueblo puede sucumbir a los encantos del oropel.

En los próximos días estaremos analizando el desfile del PAN y sus muchos reyes feos que buscan ser coronados, pero sobre todo esperando no ser tatemados en la quema del mal humor.

EL MEMENTO DE HOY

r

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons