domingo , 18 agosto 2019

Nuestros políticos son unos analfabetas digitales

Existen muchas redes sociales en este mundo de la posmodernidad digital: Facebook para las masas hambrientas del chisme y el acoso de nuestros conocidos; Youtube para perder el tiempo en la oficina disfrutando de videos de gatitos simpáticos; Badoo para encontrar personas desesperadas por una relación; Instagram para volvernos locos con las selfies y hasta Tinder para ligar sin muchas complicaciones. Sin embargo, existe una red social que debería ser obligatoria para todo aquel personaje que algo tenga que ver con el mundo de la política: Twitter.

En Sinaloa es una verdadera desgracia el uso que nuestros políticos y politólogos dan a esta altamente politizada red social. Los hay de todo, pero la mayoría utiliza Twitter como una extensión de sus departamentos de prensa; nos atiborran de publicidad y fotos de eventos, comunicados más huecos que sus discursos, mensajes artificiales y en general cosas que a nadie le importan. Hay excepciones. Justo es de reconocer que existen dos o tres políticos que entienden el espíritu de esta herramienta e interactúan como seres humanos y no como robots programado para ser correctos.

Uno puede estar a favor o en contra del estilo de Heriberto Galindo (@HMGalindoQ), mas hay que reconocer que es un tipo que se esfuerza por hablar en el lenguaje de los usuarios de esta aplicación y, sin lugar a dudas, de todos los pretensos del PRI es el único que le entiende al pajarito azul. Lo mismo puede decirse de Manuel Clouthier (@cClouthierManuel). Él es alguien que refleja su personalidad en cada uno de sus tuits. Por el PAN, Edgardo Burgos (@EdgardoMarentes) le pone mucha controversia a sus publicaciones.

Por otro lado, hay otros que pagan por promocionarse en Twitter, tratan de captar seguidores, no por utilizando contenidos interesantes, sino por la simple promoción mercadológica de sus cuentas. En ese caso tenemos a Óscar Lara (@OscarJLaraA) que de una forma ramplona inició una campaña para publicitarse; el secretario de Gobierno, Gerardo Vargas (GVargasLanderos), tal vez de una forma más sutil, pues recurre a publicar mensajes que tienen que ver con el estado, pero también optó por pagar tuits y pocas veces podemos leer sus opiniones personales de algún tema.

Casi todos optan por ignorar a Twitter. Jesus Vizcarra no tiene cuenta conocida, a Daniel Amador no le conocemos un mensaje que refleje algo de su personalidad y así sucesivamente. Los politólogos y periodistas no cantan mal las rancheras. Salvo un puñado de ellos, el resto ni siquiera se anima abrir cuenta alguna.

Vivimos en una segunda etapa de analfabetismo e ignorancia; no existe peor persona que aquella que no quiere conocer el mundo que lo rodea.

Twitter es el nuevo mundo para hacer política y al que no le guste mejor que se quede encerrado en el chics a tomar su café y grillar en la prehistoria.

EL MEMENTO DE HOY

mTwitter:@juanordorica

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons