sábado , 14 diciembre 2019

Todos quieren la catafixia de Chabelo

Por: Juan B. Ordorica

Según las ultimas noticias publicadas en las estaciones del gran tren del mame de las redes sociales, el gran Chabelo está próximo a decir adiós a casi 50 años de programa.

Los caprichos de Televisa están atentando contra un inmortal. Cuando este tipo de cosas suceden, la ira de los dioses suele tener consecuencias devastadoras, a modo de un humilde homenaje me gustaría hacer un recuento de los concursos más famosos de Chabelo, así como algunos de quienes podrían ser sus participantes.

Cómo olvidar las llamadas del señor Aguilera a los cuates de provincia… Enviar tu carta y esperar que fuera elegida en una tómbola para que te llamen a tu casa y recibir el premio era adrenalina de primera.

En esa situación se encuentran los 8,9 ó 10 candidatos del PRI a la gubernatura. Se encuentran sentados en sus casitas esperando que la voz del centro del país se escuche del otro lado de sus auriculares para recibir el gran premio.

Una espantosa X… Los que metían su mano en aquella bolsa repleta de incertidumbre era una delicia para los espectadores. Aquí en Sinaloa son muchos los políticos que ya tienen dos X en el tablero y en los próximos días escucharán el sonido de la espantosa X en sus aspiraciones.

Todos quieren una sala de muebles Troncoso, sobre todo aquellos o aquellas que ya tienen muchas casas y necesitan urgentemente amueblar sus propiedades. Yo creo que la senadora Diva con mucho gusto quisiera participar con Chabelo.

La dotaciones de dulces Ricolino y Marinela, seguramente varios políticos recibieron de niño alguna de estas dotaciones. Hoy, ya de grandes, quieren imitar estas acciones, aunque algunos de ellos evolucionaron y reparten golosinas importadas. Adoptaron los Milky Way como sus dotaciones preferidas.

Escalera loca, un reto para los pacientes… Varios costalazos hicieron las delicias de chicos y grandes en este famoso concurso. Recordar al inmortal Chabelo pidiendo ruido o silencio a la hora de trepar la escalera es un clásico de la TV.

Algunos políticos creen que con ruido pueden subir más rápido, cuando por todos es sabido que escuchar “los Nardos y las Azucenas” siempre fue la mejor opción.

Catafixia y que el mundo se acabe… No hay placer dominical más grande que ver a un niño participar en la famosa catafixia. El deseo, la codicia y la adrenalina hace que todos quieran apostar premios ya obtenidos por algo más grande.

La ambición de los políticos convierte carreras prometedoras en catafixias sexenales. No hay figura pública que no esté dispuesto apostar la certeza de su vida por la promesa de una mejor posesión. No hay que olvidar que tanto en el programa como en la vida son más los que se quedan con un par de cartones vacíos que aquellos que reciben un aumento en la apuesta.

Algún día se tiene que ir Chabelo, pero su inmortalidad se queda con nosotros.

Casi tres generaciones lo tenemos como un referente de nuestra niñez. Tanto así que son varios los que aprendieron que metiendo las manos en los bolsillos de los demás pueden conseguir dinero fácil.

Pensándolo bien, tendríamos que prohibir a los políticos que vean el programa de Chabelo, pues parece que interpretaron mal todo lo que este queridísimo personaje nos ha enseñado. Mejor hay que cantarles como perros lanudos y darles el adiós de Superman.

EL MEMENTO DE HOY

m

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons