domingo , 22 septiembre 2019

En Sinaloa, siempre los mismos en política

Juan Ordorica

Por condiciones biológicas naturales, los relevos generacionales existen en todos los sectores sociales.

Por su puesto, la política no está exenta del paso del tiempo.

Eventualmente nuevas generaciones toman control del servicio público, aunque muchos estén dispuestos a ser momificados en sus curules, escritorios o ser enterrados en sus mausoleos Faraónicos con sus megapensiones incorporadas.

En Sinaloa tenemos un cierto atraso en cuanto a los relevos se refiere. Abundan los políticos mayores de 50 años y muy pocos, pero muy pocos en el rango de los 30 a los 40 años. Sin embargo, es justo decir que la generación a la cual pertenezco poco o nada ha hecho para distinguirse de sus contrapartes de mayor edad.

Es una pena escuchar los discursos de los políticos que se autodenominan jóvenes. Son vacíos, huecos, oxidados y parece que nacieron en la década equivocada -algo así como Jamiroquai en el 2000-. Son excepcionales los que utilizan las redes sociales de acuerdo a su edad. Más bien parecen que no le entienden a la tecnología. Peor aún: No les interesa y cuando les interesa, es para pagar pos publicidad en Twitter y Facebook

Esta generación, que por cuestiones naturales, tomará el relevo en las próximas décadas se ha caracterizado por todo, menos por luchar por una revolución ideológica o como agentes transformadores. Son iguales que sus antecesores. No conforme con renunciar al derecho de la rebeldía que todo joven debe tener, se han encargado de dinamitar cualquier intento por traer un poco de dignidad al ejercicio de la política.

Entre escándalos de prostitución, vínculos con el narcotráfico, juniors consentidos, corrupción, abulia legislativa, continuismo, falta de sentido común y berrinches mediáticos, lo que debió ser una camada que representara los valores del nuevo milenio, termina siendo una decepción de los jóvenes en política. Aquí la cuestión de igualdad de género aplica perfectamente, tanto hombres como mujeres demuestran la misma capacidad a la hora de las decepciones, tampoco es exclusivo de un partido político o ideología.

La derecha, izquierda, PAN, PRI, PRD, etc., son iguales a la hora de entregar resultados de sus jóvenes

Muchos dirán que los que hoy están en los reflectores no representan a toda la generación, sin embargo, los que están fuera no han levantado la voz o criticado las formas de hacer política de quien los representa, más bien se mimetizan entre ellos y muchos aplauden sus acciones.

No todo está perdido. Aún estamos a tiempo de corregir esta espiral de decadencia política. Una despensa menos que entreguen, un libro más que lean, una triquiñuela absurda que dejen de hacer o cualquiera otra acción que cambie la percepción ciudadana puede ser la diferencia entre la ignominia de la historia o en mejor Sinaloa. En sus manos tienen ser todo lo que merecemos que ustedes sean.

EL MEMENTO DE HOY

j

Twitter:@juanordorica

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons