miércoles , 18 septiembre 2019

Domingo de Venados, Súper Tazones y carnaval

Por: Juan B. Ordorica (@juanordorica)

Pocas veces en el año un día viene cargado de eventos y celebraciones tan intrascendentes, pero a la vez tan socialmente catárticas como la tarde de ayer.

Por unas cuantas horas muchos mexicanos pusimos en hibernación problemas personales y colectivos que nos aquejan para disfrutar esos pequeños e inútiles placeres de la vida.

Esta columna se suma a la pachanga y pretende ser una apología de la futilidad dominical.

Las emociones comenzaron a mediodía un poco después de la comida.

Los Venados de Mazatlán –ya son de México, porque si hubieran perdido… de Mazatlán se quedan– saltaron al campo de juego en la República Dominicana. Al cabo de nueve entradas los bates de México se cubrieron de gloria contra Venezuela y nos regalaron el noveno título en la historia de las series del Caribe.

Obviamente el campeonato no estuvo excepto de drama. Tras una serie de errores de los hijos de Maduro y un Homrun en el cierre de la novena cortesía del Chato Vázquez, llegaba la ansiada corona.

En permanencia voluntaria nos ligamos inmediatamente a la patada de salida del Súper Tazón para ver el encuentro entre el Sheriff Manning y el Superman Newton. Este deporte es muy seguido en nuestro país, aunque conocemos a muchos otros que de plano no les atrae nada, por ejemplo el ex gobernador Jesús Aguilar Aguilar. Sabemos de primera mano que no fue de su agrado las comparaciones que hicimos entre él y este hermoso deporte en una columna el año pasado.

Pienso yo que es por no entender las reglas –no vaya usted a creer que fueron las críticas lo que le molestó- o simplemente prefiere el beisbol.

A la hora de escribir estas líneas desconocemos el resultado, pero sí podemos decir que el show del año pasado fue mejor. Los tiburones despistados de Katy Perry superaron a Coldplay, Beyonce y Bruno Mars

Para cerrar el día ni el virus Zika pudo detener el majestuoso desfile de carros alegóricos en el carnaval de Mazatlán, sobre todo si consideramos que este año tienen más nobleza que acompaña a la reina. El puerto está de fiesta. El Cthlhu Vizcarra aprovecho la recta para meter a su comparsa Quirino ponerlo a bailar, a ver si así lo conocen. A David López lo enfundaron en una botarga y seguramente hizo la delicia de chicos y grandes en el séquito del Rey Feo.

Sin duda, fue un domingo para disfrutar, entretenerse, divertirse y sobre todas las cosas permitirnos ser superficiales. En los próximos meses los sinaloenses tendremos jornadas intensas, desgastantes y de reflexión, pero no todavía.

Cualquiera de los eventos que usted eligiera para entregarse al hedonismo cumplió las expectativas; qué mejor si fueron los tres. La felicidad a veces se disfraza de carreras, anotaciones, fuegos artificiales y serpentinas… después de todo la vida es aquello que pasa entre un carnaval y otro.

EL MEMENTO DE HOY

v

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons