domingo , 25 agosto 2019

¡Que comiencen los juegos de los hambreados!

Por: Juan B. Ordorica (@juanordorica)

Iniciaron las campañas. ¡Qué emoción! (naaa). Entramos a esa época del año en donde los partidos políticos avientan a la arena a sus tributos para que nos diviertan en una guerra sin cuartel. Sólo uno saldrá vivo. Son ocho los participantes, pero sólo un perdedor… la sociedad.

¡Bienvenidos sean a los juegos de los hambreados! Los distritos alistan a sus contendientes. El ganador se hará con el control absoluto del capitolio; compartirá los excesos y banalidades con sus cercanos y dejará que el resto de los distritos vivan en la ignominia de la derrota: Servir al ganador e inclinar la cabeza.

El distrito priista –el más leal y cercano al capitolio– este año nos presenta como tributo para los juegos a Quirino Mellark. No es, ni con mucho, el mejor representante del distrito priista, pero las maniobras de algunos agentes de paz del capitolio le abrieron las puertas. Sus principales fortalezas son sus acaudalados patrocinadores, quienes gustosos lo rellenarán de paracaídas milagrosos. Su incapacidad de salvarse a sí mismo es la debilidad de Quirino Mellark.

De última hora y en medio de revueltas el distrito azul panista empujó a la lucha a Martín Everdeen. El sorteo no lo favoreció de un inicio, pero al no contar con muchas opciones, tuvo que ser tributo cuasi voluntario. No será el mejor, ni el más certero arquero; sin embargo, ya trae “en llamas” al PAN. No hay fortaleza visible en este participante, pero quién sabe. En una de esas los demás tributos están muy ocupados acuchillándose entre ellos y termina como el único en pie después de la carnicería.

En el distrito cuenista decidieron armar hasta los dientes a su amadísimo líder, Cuén Cato. Más que un participante común, el distrito cuentista presenta una máquina de guerra. Nacido, formado, desarrollado y entrenado en los campos uaseños, Cuén Cato intimida en la arena de los tributos. Una sola mirada de este súper soldado partirá en dos a los débiles. Por desgracia, el sobre entrenamiento y el derroche de testosterona casi nunca son suficientes para ser los buenos de la película.

De los demás tributos y distritos no hay mucho de qué hablar. Sirven para que la película sea entretenida, y más temprano que tarde, estaremos escuchando los cañonazos de despedida de la contienda. Su paso es tan fugaz, que la audiencia no tiene el tiempo suficiente para encariñarse con los personajes, y menos aún, para aprenderse sus nombres.

Los cuchillos ya están en la arena. Los tributos tienen que ganarse a la audiencia para ser los victoriosos en estos juegos. Usted, amable espectador, no deje de estará atento a estos controvertidos juegos, pues los hambreados harán de todo por quedarse con el jugoso hueso del capitolio…después de todo las probabilidades nunca estarán a favor de la sociedad, nada más de los dueños de los juegos.

EL MEMENTO DE HOY

juegos

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons