martes , 17 septiembre 2019

¿Carro completo para el PRI?

Oswaldo Villaseñor

Las campañas prácticamente han llegado a su fin. Algunos candidatos ya han celebrado sus cierres masivos y otros lo harán hoy, que es el último día que concede la ley para hacerlo.

Sin lugar a dudas, al día de hoy las tendencias en muchos municipios es muy clara y en otros hay condiciones de competencia en dos candidatos, no más, de casi una decena que compiten.

¿Y cómo llegan los candidatos y los partidos al final de sus respectivas campañas? Con una realidad muy clara.

A los hombres del poder que fraguaron el alineamiento a favor de Quirino y del PRI tal parece que se les pasó la mano.

Y es que al día de hoy el PRI trae condiciones de ganar no solo la gubernatura, sino también las 18 alcaldías y las 24 diputaciones locales.

Esto, desde luego, lejos de agradar, les debe de preocupar, porque llevarse un carro completo, lejos de representar un triunfo absoluto para el PRI, les significa un verdadero problema.

En un Estado mexicano que se jacta de democrático no es saludable que un partido se lleve todo.

En Sinaloa ya se tuvo un escenario muy parecido no hace muchos años atrás. En 1998, justo cuando Juan Millán compitió por la gubernatura, se dice que el PRI ganó los 24 distritos electorales y esto dejaba por fuera la posibilidad de que Jesús Enrique Hernández Chávez llegara al Congreso vía pluri, cuando estaba destinado a ser el líder de la Cámara de Diputados.

Lo que se hizo, según se dijo en aquel entonces, es que se sacrificó a Regino López para quedarse solo con 23 distritos por mayoría y crear las condiciones legales para que pudiera entrar Chuquiqui.

Entonces, si el PRI gana todos los distritos, la posible llegada de Joel Bouciguez, destinado a ser el líder del Congreso, estaría en riesgo.

Lo que sí es que el PRI, trae condiciones de competencia en todos los distritos y en todos los municipios. ¿Lo irá a ganar todo? La verdad, creo que no.

No sería saludable, ni conveniente para el nuevo gobernador, pero es al final esta posibilidad, la consecuencia y reflejo del pobre perfil de unos candidatos completamente desconocidos que postularon la mayoría de los partidos de oposición al PRI.

Así sin quitarle ni ponerle

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.- Carlo Mario Ortiz candidato del PRI a la presidencia municipal de Salvador Alvarado, hizo de su cierre de campaña, no un acto político si no una verdadera fiesta popular. Y es que de acuerdo de los números de las encuestas, tal parecía que ya festejó su virtual triunfo por adelantado.

OTRO PASITO.-No cabe duda de que José Antonio Meade sí ha sabido manejar el Ferrari que el sinaloense Heriberto Félix no supo. Apenas el pasado lunes acompañó al presidente Peña por el estado de Guerrero y el jueves lo hará por Sonora.

Quien siempre acompaña a Meade, es su coordinador de delegaciones, el sinaloense Mario Zamora Gastélum.

UN PASITO MÁS.-Francisco Labastida apareció de último momento en la campaña del priista Quirino Ordaz. En Ahome lo catalogó un buen candidato y pronosticó que será un buen gobernador.. Al tiempo.

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons