domingo , 8 diciembre 2019

Si sus 15 gatos y 3 perros hablaran, no creerías lo que este señor ve y escucha en un panteón de Culiacán

Si sus 15 gatos y 3 perros hablaran, no creerías lo que este señor ve y escucha en un panteón de Culiacán

Samuel Sánchez

Culiacán, Sinaloa (Café Negro Portal).- Llantos de niños, mujeres bailando sobre las tumbas y voces que reclaman por el abandono de sus familias son algunas de los encuentros paranormales que ha vivido en carne propia don José Valdez Ochoa, velador y sepulturero del panteón San Juan.

Asentado en el corazón de Culiacán, a tan solo unos metros del llamado Mercadito Rafael Buelna, sobre la calle Benito Juárez, el cementerio San Juan Nepomuceno, fundado en 1844, es uno de más antiguos de la ciudad.

Ahí descansan los restos de figuras de gran renombre para el estado de Sinaloa como el ex gobernador Francisco Cañedo, Rafael de la Vega.

Pero para don José Valdez es más que un campo santo, desde hace 16 años el sótano de una capilla del San Juan es su hogar. Duerme sobre las tumbas de los muertos. “No me da miedo”, dice el hombre, quien asegura estar curado de espantos.

Y no es para menos, a lo largo de 16 años de servir como velador y sepulturero ha tenido que aprender a convivir en un mundo de vivos y muertos, a escuchar voces y entender que las personas son escépticas y a callar para evitar que lo tachen de loco.

“Allá en una tumba que tiene una lamparita, ahí miré bailando en una de las tumbas a una mujer con pelo suelto, brincaba para allá y para acá con un vestidón ancho”, narró el hombre, mientras se encuentra sentado en uno de los pasillos del San Juan, acompañado por 15 de gatos y tres perros, sus fieles compañeros y testigos de las apariciones.

“Si estos perritos y gatitos hablaran, nombre, qué no le contaran”, dijo el hombre.

A unos de que viera la mujer bailando, el hombre cuenta que llegó una familia a visitar esa tumba, él de inmediato se acercó y contó lo que sus ojos habían mirado.

“Andaba bailando un mujer arriba de la tumba. Es mi tía dice. Nombre, así le gustaba a ella, venía y bailaba ahí”, respondió la mujer al sepulturero.

En otra ocasión don José estaba rescostado junto a una capilla y escuchó una voz que le decía: “Oye viejón”.

Su cuerpo quedó paralizado por el miedo, buscó a los alrededores y no observa a la persona que le gritaba, hasta que logró percibir que la voz salía de una cripta.

“Quiero que le digas a mi familia que si no vienen a visitarme y a traerme veladoras y flores, voy hacer un desmadre aquí adentro”, dijo con fuerza una voz del más allá.

Tal como en otras ocasiones, don José se convirtió en un canal de comunicación entre los vivos y muertos y llevó el mensaje a una persona que acudió a visitar la tumba.

“El amigo que está adentro me habló anoche: Me dijo: oye viejón. Le digo que se manifestara para saber quién era. Así, era mi papá, nada más no le daban comida a tiempo, hacía una quebradero de platos, ollas y lo que encontrara “, respondió la hija del difunto, quien ante la petición de su padre, al día siguiente llevó arreglos florales y al menos 15 veladoras.

Los encuentros que ha tenido don José con seres del más allá no todos han sido durante la noche o madrugada, sino también a las 16:00 horas.

Cuenta que todos los días un ser con vestimenta oriental se planta sobre una tumba y empieza a girar. Por más que se ha acercado, durante el tiempo que lleva trabajando en este campo santo, nunca ha logrado ver su rostro.

El miedo no es una sensación que experimente, pues reitera estar curado de espantos. Lo que para muchos podrían significar momentos de terror y angustia, para él son una oportunidad de escuchar las almas de los fieles difuntos, sus peticiones y poder trasmitirlas a sus familiares.

Poder sanar un poco el dolor de los que aún lloran por los que se adelantaron en el camino e incluso trasmitir los mensajes de perdón, pues la muerte llegó de repente y quedaron problemas sin solucionar.

El mensajero de los muertos del Panteón San Juan pide a las familias quererse y respetarse, pues la huesuda llega sin avisar y una vez iniciado el camino hacia la eternidad, no hay marcha atrás.

1

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons