domingo , 16 mayo 2021

La suspensión de la sesión, el gasolinazo y el pastel con café

La suspensión de la sesión, el gasolinazo y el pastel con café

Irene Medrano Villanueva

¡Peña va a caer…Peña va a caer! ¡De este a oeste, ganaremos esta lucha cueste lo que cueste!, vociferaban los integrantes del movimiento contra el “gasolinazo”, vilipendiaban a los diputados y con gritos estridentes desde la parte alta del graderío del recinto parlamentario lograron reventar la sesión que apenas iniciaba.

En tribuna, después de pasar lista, daban lectura a la síntesis del acta de la sesión anterior.

El diputado Crecenciano Espricueta solicitaba que se le hiciera una observación, pero el griterío no permitía que se escuchara su petición, ya que también demandaban que se asentara en el acta de la sesión anterior que ellos habían hecho una serie de propuestas como exhortar al Congreso de la Unión convoque a un periodo extraordinario para dar marcha atrás al “gasolinazo”.

El presidente les aclaraba que la Ley Orgánica no permite que el público participe en las sesiones y que se asiente en el acta, luego pedía orden, y en respuesta, los manifestantes entonaban el himno nacional, sólo dos legisladores estaban de pie, Irma Tirado y Juan Pablo Yamuni, pero no se supo si por respeto al himno o por cuestiones de trabajo, lo que encorajinó a uno de los asistentes.

«Que quede asentado en el acta que ningún diputado se puso de pie para interpretar el himno, ¿Cuál respeto?», gritaba ante el azoro de estudiantes de la ETI #2 de los Mochis, quienes estaban entre los manifestantes, ya que habían ido a conocer el desarrollo de una sesión y desconcertados, veían a los inconformes, algunos les tomaban video.

La edecán del Congreso los sacó discretamente ante la inconformidad de algunos que querían conocer más del Poder Legislativo y el diputado Juan Pablo Yamuni los acompañaba.

“Muy interesante porque están hablando de lo que sucedió en otra sesión y es una lástima que no nos dejaran continuar. No me pareció bien que esa gente gritara porque los problemas se resuelven con el diálogo”, señaló el pequeño Oziel Zúñiga Dávalos.

El presidente de la Mesa Directiva, Roberto Cruz, trataba de hacerse escuchar: “si no guardamos la compostura y el orden, tendremos que suspender la sesión de hoy. Permítannos, por favor».

«¡Suspéndanla, pues!», le respondieron.

«Se les abrió la puerta hace rato en la Junta de Coordinación Política y se les escuchó y no los escuchamos gritar en esos términos, les solicitamos el mismo respeto», señaló Cruz

Castro y ante los improperios que continuaban, no se pudo aprobar el punto dos que corresponde al acta de la sesión anterior y declaró suspender la asamblea porque no había seguridad para los presentes.

A los legisladores les cayó de sorpresa tal determinación, seguían en sus curules ante los gritos más fuertes de los inconformes que proferían consignas en contra del presidente Peña Nieto y de los mismos legisladores.

Uno de los inconformes le gritaba al diputado del PANAL Crecenciano Espiricueta y éste le contestó: eres un anarquista.

“Bien dicho, el García es un jubilado de la escuela de Música y siempre causa desmanes donde se para”, decían.

La diputada Merary Villegas se levantaba de su curul y les gritaba a los inconformes: “compañeros, díganles que este movimiento es apartidista, porque los diputados están acusando a Morena”.

Desde el graderío le contestaban, aunque no se escuchaba claramente lo qué decían y la diputada de Morena repetía: que quede claro: este movimiento es apartidista.

Y el pastel con café y todas las atenciones que tuvo Morena en las oficinas de los diputados con el grupo el martes pasado, ¿es apartidista?, preguntaba uno de los legisladores.

¡Vente, Merary, súbete! Le pedían, ¡Claro que voy para allá! Les contestaba, mientras el presidente de la mesa directiva, Roberto Cruz Castro, y la presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Irma Tirado, daban una conferencia de prensa para aclarar el motivo por el cual fue suspendida la sesión y explicaban que solicitarán a la Comisión de Seguridad investigar la situación de las personas que han suscitado los actos de falta de orden en las sesiones de las últimas semanas.

“Sobre todo, se velará por la seguridad de los presentes, como un grupo de estudiantes menores de edad que asistieron el día de hoy a conocer el recinto provenientes de la ciudad de Los Mochis”, señaló la diputada Tirado Sandoval.

La coordinadora de Morena, Merary Villegas, llegó hasta los inconformes, participó con el grupo por más de media hora, se sumaba a los planteamientos y los invitó a no desistir.

Ahora, más que nunca, hay que seguir en la lucha contra el “gasolinazo”. Les dijo, y aclaró que si bien es cierto que los diputados han renunciado a la gasolina y a los gastos de transportación, es sólo una cortina de humo.

¿Más claro?, se preguntaban diputados que se quedaban boquiabiertos al ver que por un lado la legisladora negaba que Morena estuviese atrás del movimiento y ahora ella estaba participando.

La diputada de Morena no estaba sola con los inconformes, había algunos asistentes de diputados que servían de “oreja” y les trasmitían todo lo que se estaba desarrollando en la gradería.

El grupo concluía con “su sesión” y un diputado del PAN preguntaba: ¿ahora merecerán una comida o les volverán a dar pastel…? Elsoldesinaloa.com.mx

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons