jueves , 20 junio 2019

La falta de liderazgo en el Congreso y el protagonismo de Roberto Cruz

La falta de liderazgo en el Congreso y el protagonismo de Roberto Cruz

Oswaldo Villaseñor

Era la combinación perfecta. Un grupo de estudiantes de secundaria proveniente de Los Mochis y un reducido grupo de no más de 30 manifestantes compartían la planta alta de la sede del Congreso local.

Desde luego, las consignas en contra de los diputados locales como consecuencia del gasolinazo y la violencia verbal de los manifestantes se convertía en un escenario de peligro para los estudiantes que acudían de visita al Congreso a aprender cómo se aprueban las leyes y cómo se escucha la voz del pueblo en la democracia: “Sí, Chuy”.

¿Quién invitó a los estudiantes o quién promovió su asistencia al Congreso?. Ese puede ser un elemento inicial e importante para tratar de entender qué pasa en el Congreso local.

Esto porque en política hay una máxima que dice así: “Hasta lo espontáneo es planeado”. Es decir, hasta aquello que a todas luces pareciera que se dio de manera natural no es así y siempre hay algo detrás que lo alienta o lo genera.

Ayer en el Congreso del Estado sucedió algo que pocas veces se ve: La sesión se tuvo que suspender porque un grupo de ciudadanos que no sobrepasaba las 30 personas ingresó al recinto legislativo y empezó a gritar consignas a los diputados y acusarlos del gasolinazo.

Desde luego, el presidente de la mesa directiva, el panista Roberto Cruz, quien hay que decirlo, lleva la voz cantante en el Congreso por encima de la coordinadora de la Junta de Coordinación Política, Irma Tirado, los convocaba a la cordura, a la civilidad y les pedía de favor que permitieran el desahogo de la sesión.

Los manifestantes no hicieron caso, y tras hacer la misma solicitud en tres o cuatro ocasiones, finalmente el presidente de la mesa directiva decidió suspender la sesión alegando dos cosas:

La primera de ellas es que en el recinto se encontraba un grupo de niños o jóvenes de una secundaria de Los Mochis y no había condiciones para garantizar su seguridad ante lo enardecidos de los manifestantes.

La segunda, que ante tanta protesta, no había condiciones para que los diputados hicieran su trabajo de discusión de iniciativas y temas de interés para los sinaloenses.

En fin, la sesión fue suspendida.

Lo interesante aquí es que este tipo de sucesos en momentos en que la dirigencia del Congreso es cuestionada en su liderazgo y el panista Roberto Cruz tiene mayor protagonismo que la priista Irma Tirado, en tiempos en que el Congreso luce dividido y en sí, en tiempos en que mucho se critica la falta de oficio político de la mayoría de nuestros diputados, suspender una sesión por una protesta de no más de 30 gentes, termina por echar más leña a la hoguera y enrarecer más el ambiente.

Pero si partimos de la premisa de que en política hasta lo espontáneo es planeado, bien vale la pena preguntarse a quién le conviene tener un Congreso como lo hemos descrito en momentos claves, como son los que vienen con la discusión de las cuentas públicas del gobierno malovista y la elección del nuevo auditor del estado después del sorpresivo desmantelamiento de la ASE.

Lo que sí queda claro es que al interior del Congreso se mueven intereses, poco claros para la mayoría de los sinaloenses y quizá intereses que bien pueden o no pueden ser los del nuevo gobierno que encabeza Quirino Ordaz.

No tener el control del Congreso y un liderazgo fuerte en estos momentos puede convertirse en un dolor de cabeza para el gobernador Quirino en el pronto tiempo y además en tiempos claves como los que ya vienen.

¿A quién le conviene que Quirino no tenga el control del Congreso en sus manos?. ¿A quién le conviene y a quién beneficia el protagonismo de Roberto Cruz, quien pareciera el verdadero líder?. ¿A quién le conviene y a quién beneficia el desmantelamiento de la ASE?.

¿Será acaso este el preámbulo de tapar los expedientes y la posible corrupción del gobierno Malovista?.

¿Estará de acuerdo el gobernador o lo están chamaqueando?.

Eso pronto se sabrá

Así, sin quitarle ni ponerle

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-El ex gobernador Malova ayer fue noticia de nuevo. Reapareció en redes sociales descansando en un popular centro comercial de San Diego California.

Si la intensión del ex gobernador fue medir si ya se le había pasado el coraje a los sinaloenses, creo que ya comprobó que no.

El manejo que se le dio a su reaparición y la infinidad de memes que se le hicieron con esas fotografías dan cuenta de ello.

13 días no bastan para olvidar.

Otra pregunta: ¿Por qué los políticos sinaloenses que han salido cuestionados se van todos a San Diego?.

Digo, es sólo una pregunta. Lo mismo pasó con los Aguilaristas.

OTRO PASITO.-En la elección del nuevo dirigente del STASE, no sólo se juega decidir el nombre de quién será el dirigente de este importante sindicato. Si se reelige Heráldez, vinculado al Malovismo, regresa Gabriel Ballardo, quien le sirvió al Aguilarismo o surge una tercera opción como es la del profesor Manjarrez, quien ya se mueve para emerger como una opción distinta a lo que se ha tenido en los últimos años.

Esto, desde luego, apenas empieza y hay que estar pendiente de la publicación de la convocatoria a elecciones y ver quienes alcanzan a inscribirse y con qué posibilidades llegan.

Aún tienen chance de posicionarse mejor todos.

UN PASITO MÁS.-Ya que andamos de preguntones hay una pregunta que muchos cuadros priistas y de otros partidos se hacen y no encuentran una respuesta convincente: ¿Quién es el operador o el negociador del gobierno de Quirino?.

Y es que no se ve con claridad quién de perdida intente agarrar en sus manos los hilos del poder y la conducción política de Sinaloa.

Unos ven al tesorero Carlos Ortega, otros piensan que debe ser el secretario General de Gobierno, Gonzalo Gómez Flores, otros más ven para esa encomienda a Tony Castañeda, pero hasta ahorita no dan con bola.

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons