lunes , 17 mayo 2021

“!Nos cayó gobierno! Aquí nos tienen a todos y no nos dejan salir»

“!Nos cayó gobierno! Aquí nos tienen a todos y no nos dejan salir»

Culiacán, Sinaloa (Café Negro Portal).- Culiacán, Sinaloa.- “Nos cayó gobierno”, alcanzó a decir don Juan a su esposa por celular, desde el salón de fiesta ubicado en la colonia Colinas de la Ribera, en la zona de Santa Fe.

“No sabemos a qué hora nos dejen ir. Aquí nos tienen a todos y no nos dejan salir”, dijo don Juan a su mujer, la cual le marcó porque no llegaba a casa y se preocupó.

Eran las 3 de la madrugada y don Juan, de oficio taquero, ya recogía los utensilios que había utilizado para el servicio de tacos para 100 personas que brindó desde las 8 de la noche para un cumpleaños que se celebraba en ese salón, ubicado sobre el bulevar Jardín de las Orquídeas, frente a la secundaria del Colegio Valladolid.

Él fue una de las 63 personas retenidas por elementos de las Fuerzas Especiales del Ejército y policías, durante un impresionante operativo que inició desde las 03:00 horas y culminó hasta las 19:00 horas de este 16 de febrero, en el cual participaron cerca de 200 elementos que cercaron por tierra y aire toda esa zona.

“Mi cuñada se salvó de que la detuvieran. Ella salió de la fiesta una hora antes. Se apuró a echar tortillas y les dejó un montón, y luego la fueron a dejar a la casa. Si no, allí estaría: en el salón detenida por los militares”, dijo la esposa de don Juan.

Al final el operativo arrojó un saldo preliminar de seis personas detenidas afuera del salón y el aseguramiento de por lo menos cinco armas largas, dos de ellas con incrustaciones de oro, cuatro pistolas, radios, cargadores; un jaguar y por lo menos 9 vehículos de lujo.

El despliegue provocó que las clases de las dos escuelas de dicho colegio fueran suspendidas y que muchos de los vecinos de esa zona se encerraran en sus casas ante el temor de un tiroteo y de quedar en medio del fuego cruzado.

Y es que Culiacán tiene presente aún el recuerdo del enfrentamiento que se suscitó apenas el pasado 31 de enero en La Limita de Itaje, donde elementos de la Marina Armada de México abatieron a 4 presuntos sicarios del Cártel de Sinaloa, donde además los marinos mantuvieron retenidos y tumbados en el piso a muchos de los invitados a la fiesta durante horas.

Ese temor estaba presente ayer en la esposa de don Juan, por eso permaneció detrás del cerco militar, junto con su cuñada, durante horas esperando a que los soldados dejaran libre a su esposo, a uno de sus hijos y dos trabajadores que le ayudan en el negocio de los tacos.

Pero ella y su cuñada no fueron las únicas. En ambos lados del cerco militar se dieron cita decenas de personas, principalmente mujeres, en espera de que sus familiares fueran liberados.

La situación por la que estaban pasando las personas retenidas era difundida por algunas de ellas en las redes sociales.

También por una joven que logró salir del salón ataviada con su vestido de noche, quien denunció que adentro había 63 personas, junto con ella, entre las cuales había varias mujeres y algunos niños que permanecían retenidos sin probar alimento y agua. También dijo que dos de ellas se habían puesto mal de la presión.

En los rostros y testimonios de los familiares que se apostaron durante horas afuera del cerco militar se veía y se sentía la desesperación y la impotencia de no poder hacer más. Ni siquiera poderles pasar algo de tomar o de comer, ya que casi todo intento por pasar comida o agua era rechazado por los militares que se apostaron en un vehículo artillado.

Eso cuenta la tía de una niña y dos jóvenes de 19 y 21 años, quienes acudieron como invitados a esa fiesta y quedaron retenidos durante 16 horas, porque “les tocó estar en el momento y en el lugar equivocado”.

“Los soldados nos decían que todos los que estaban en la fiesta son narcos, pero yo les dije que si nos ponemos a catalogar así a todos, vamos a decir también que todos los militares son malos”.

La mujer aseguró que sus sobrinos son gente de bien, trabajan en forma honrada, estudian y que solo asistieron como invitados al festejo de un cumpleaños y que no son delincuentes.

“Yo les dije a los militares que hicieran bien su trabajo, que deslindaran responsabilidades y que dejaran ir a quien no tuviera nada que ver”, dijo la mujer.

Pero no fue así, después de 16 horas, los invitados, los músicos y los trabajadores de los servicios de comida fueron saliendo luego de ser interrogados por elementos de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR.

Uno a uno o en parejas, las 62 personas que permanecían retenidas fueron saliendo para reunirse con sus familiares que los esperaban impacientes para tratar de continuar con la vida que llevaban antes de que les cayera “gobierno”.

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons