domingo , 16 mayo 2021

Familiares sospechan que dejaron morir a El Güero Ranas

Familiares sospechan que dejaron morir a El Güero Ranas

Culiacán, Sinaloa.- Familiares de las dos personas que fueron abatidas ayer en la madrugada en Loma de Rodriguera por elementos de las Fuerzas Especiales del Ejército sospechan que tanto Luis Alfonso Murillo Acosta, alias El Güero Ranas, como Javier Jaciel Mendívil, alias “La Prima”, se encontraban heridos luego del enfrentamiento y no se les permitió que fueran atendidos, al igual que a las otras dos personas que resultaron lesionadas.

“Yo llegué a la una de la mañana aquí y había personas heridas. Vino la ambulancia de la Cruz Roja y a los paramédicos (los militares) no los dejaron pasar, les dijeron que no ocupaban de su servicio, que ellos (los militares) los iban a auxiliar. Regresaron a los de Cruz Roja, no permitieron que le brindaran auxilio a los heridos. Dijeron que la ambulancia de ellos iba auxiliar a los heridos”, contó una de las hermanas de Luis Alfonso Murillo.

Dijo que la Cruz Roja se retiró del lugar y que momentos después también se fue la ambulancia con el personal de sanidad del Ejército, sin atender ni llevarse a los heridos.

“Las ambulancias se fueron desde la una de las mañana sin darle auxilio a ninguno de los heridos. Sí estaban vivos, se les murieron”, agregó.

La joven dijo que después del enfrentamiento, los militares se trasladaron hacia la casa de su mamá, ubicada sobre la avenida Álvaro Obregón, en la colonia Los Alamitos y la catearon.

“La casa de mi mamá estaba sola, no tiene muebles, no tiene nada y se la aseguraron. Es una señora de 60 años que vive sola. Es una casa que la está pagando por crédito de Infonvit. Le reventaron las puertas y se metieron”, aseguró.

Denunciaron que también el salón de eventos Jardines, ubicado a unos metros de donde ocurrió el enfrentamiento, también fue asegurado por la Procuraduría General de la República. Y dijeron que los cadáveres de sus familiares permanecieron por 16 horas sin ser levantados por las autoridades, sin que les dieran información ni les permitieran el paso.

Tanto en la vivienda como en el salón de eventos, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) colocó sellos con la leyenda de “Inmueble asegurado”, como parte de la carpeta de investigación FED/SEIDO/341/2017.

La PGR informó que “El Güero Ranas” y Javier Jaciel fueron abatidos durante un enfrentamiento registrado la madrugada del martes pasado sobre la avenida Las Flores, entre la avenida Álvaro Obregón y la calle Séptima, en la colonia Loma de Rodriguera, al norte de la ciudad.

La información oficial de la PGR establece que elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, en conjunto con personal de la Agencia de Investigación Criminal y de la Seido, pretendían cumplimentar una orden de cateo en un inmueble de ese sector de la ciudad.

Al realizar la acción, los militares fueron atacados por un grupo armado que viajaba en una camioneta BMW y que al repeler la agresión, mataron a “El Güero Ranas” y a Javier Jaciel.

Luego del enfrentamiento, dos sicarios que acompañaban a Murillo Acosta y una joven mujer fueron detenidos; dos de ellos presentaron heridas de bala. Los tres fueron puestos a disposición de las autoridades federales.

Familiares de las personas muertas y detenidas aseguraron que los militares no brindaron auxilio a los gatilleros y que dejaron que se desangraran.

Los elementos aseguraron en el lugar seis armas largas, una corta y un vehículo, así como diferentes cantidades de drogas.

La PGR informó que “el “Güero Ranas” actuaba bajo los órdenes de Archivaldo Iván Guzmán Salazar, El Chapito, líder del Cártel de Sinaloa; y era el responsable de la seguridad de la descendencia de Joaquín El Chapo Guzmán y familiares en la ciudad de Culiacán”.

La PGR estableció que Murillo Acosta era el principal generador de violencia en Culiacán y se encargaba de coordinar la ordeña de ductos de Pemex, además de participar en la venta y distribución de droga.

La PGR también señaló también que Luis Alfonso Murillo fue uno de los coordinadores de la emboscada perpetrada el 30 de septiembre del 2016, contra un convoy de militares en la salida norte de Culiacán.

Ese día los militares trasladaban a un sicario conocido como “El Kevin” para que recibiera atención médica ya que había resultado herido al enfrentarse a los mismos soldados que lo auxiliaban, en Badiraguato.

Al llegar al cruce de Espacios Barcelona, los militares fueron emboscados por cerca de 50 sicarios y liberaron al Kevin.

El ataque dejó un saldo de cinco militares muertos y 12 heridos, así como el incendio de dos vehículos militares.

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons