domingo , 16 mayo 2021

«¡Si le sueltas el volante a tu hijo… de una vez cómprale el ataúd!»

«¡Si le sueltas el volante a tu hijo… de una vez cómprale el ataúd!»

Irene Medrano Villanueva

Culiacán, Sinaloa (Café Negro Portal).- “¡Si le sueltas el volante a tu hijo…de una vez cómprale el ataúd!», dijo Juana María, al lamentar tanta muerte de jóvenes que de manera irresponsable e imprudente han perdido la vida.

De acuerdo a datos de la Fiscalía General del Estado de Sinaloa durante el mes de marzo, murieron 181 personas en accidentes, la mayoría automovilísticos -30 en Semana Santa-.

De igual manera, tanto en el IMSS como en el Hospital General, más del 60 por ciento de los hospitalizados en traumatología son jóvenes accidentados en motocicletas, muchos de ellos con serias lesiones y otros en estado vegetativo.

Ante estas preocupantes cifras, durante un sondeo por la ciudad, la generalidad de los entrevistados coincidieron que la pérdida de vidas humanas -la mayoría jóvenes-, no es más que la irresponsabilidad de los padres de familia que no sólo les compran o les sueltan un vehículo a sus hijos, sino que se hacen los desentendidos en la vida tan desenfrenada que llevan.

“Los muchachos ahora andan desbocados, le pisan el acelerador al carro que conducen y al igual que ellos, cuando quieren meter el freno, ya es muy tarde”, dijo Leobardo Castillo.

Al ser entrevistado, dijo que siente un gran dolor cada vez que escucha que murió un joven en un accidente, porque hace ocho años él perdió a su hija en esas condiciones.

“Fue un descuido, lo reconozco, al no cuidar las amistades que traía. Se les hizo fácil irse de parranda, tomaron alcohol… el resultado fue una muerte fatal que se pudo evitar y así como ella y sus dos amigas que se fueron juntas, se pudo evitar si los padres fuéramos más responsables”, indicó.

Señaló que hay una gran permisividad en los padres de familia hacia sus hijos, los descuidan, les dan todo, con tal de no tener responsabilidades y el premio es un dolor que nunca se acaba, “la culpa la llevamos hasta la muerte”.

Hizo un llamado a los padres de familia a que, por un momento, se sienten tranquilos, mediten qué es lo que les están dando a sus hijos para que sean felices, porque “lo que les hemos dado, no es más que el pasaporte a la muerte”.

Los panteones están llenos de cruces con nombres de muchachos que tenían un gran futuro “en su epitafio debería de decir ‘aquí yace una vida malograda por culpa de papá y mamá”, señaló Ana María Lozano.

La maestra indicó que es preocupante la falta de valores que hay entre los adultos y si no hay valores en ellos, qué pueden esperar los jóvenes, “su único valor, lamentablemente, es el dinero y la diversión, pero una diversión mal conducida, sexo, droga, alcohol y velocidad”.

Melquiades N destacó que la autoridad debe cumplir con su cometido con más energía y decisión aplicando la reglamentación de vialidad y tránsito porque una vida no puede costar 20 pesos (por la mordida) en lugar de haber detenido la unidad y aplicar una fuerte multa para que los jóvenes la piensen dos veces.

Sin embargo, aclaró que la responsabilidad empieza en el hogar, «si los padres nos pusiéramos las pilas no habría tanto joven poblando los panteones, esas muertes no son más que culpa de los padres y que me perdonen, pero es la verdad”.

“Cuando vamos a Tucson o San Diego tomamos toda clase de precauciones para evitar no sólo la multa sino el retiro de pasaporte o cita ante la corte, que representa tiempo y costo, bueno, con decirle que hasta la basura la guardamos hasta que llegamos a colocarla en su lugar y al llegar a México aventamos los pañales por la ventanilla, porque no tenemos la cultura del respeto y de proteger a los que amamos”, dijo la señora Sylvia.

“Aquí no hay de otra… amar a nuestros hijos, pero que ese amor no se traduzca en dejarlos en la indefensión ante la vida, ya que ellos apenas empiezan a vivir y se quieren comer el mundo. Los padres tenemos que hacer conciencia de que si queremos a nuestros hijos, hay que velar por ellos, por su integridad y su desarrollo emocional, para que el día de mañana no lamentemos lo que pudimos evitar, no dejándolos solos con una arma mortal, como es la velocidad y la irresponsabilidad”, concluyó.

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons