miércoles , 5 mayo 2021

En Culiacán, madre le presta el vientre a su hija ¡y ahora es abuela y madre a la vez!

En Culiacán, madre le presta el vientre a su hija ¡y ahora es abuela y madre a la vez!

Irene Medrano Villanueva

“Mi orgullo ser abuela y madre a la vez…”, dice con euforia Verónica y remata con alegría: presté mi vientre para que naciera un hermoso bebé que ahora tiene cinco años y asiste al jardín de niños como cualquier niño de su edad.

Dice que su yerno y su hija estuvieron en numerosas agencias y clínicas de Estados Unidos, buscando un vientre alquilado, ya que su hija de 25 años tuvo problemas de infertilidad y siempre estaba angustiada y con una enorme frustración.

“Recorrieron varias agencias y clínicas de Estados Unidos, sin embargo, no los convencían los requisitos y formas de subrogar un vientre y una noche de Navidad, durante la cena, yo me ofrecí a ser el vientre prestado. “Este será mi regalo”, recuerda.

“Al iniciar el año -2013- acudimos a una clínica de San Diego, California; después de algunos estudios fui aceptada, tenía 49 años, madre de tres hijos, el último en ese entonces tenía 12 años, ya que no se permite que hayas tenido por lo menos el último embarazo en un año y no tener más de 50 años. Así que con el óvulo y espermatozoides aportados por la pareja -yerno e hija-, trajimos al mundo a un niño sano y alegre”, indica.

Sólo presté un rinconcito para que mi nieto se desarrollara.

-¿Hay sentimientos encontrados por ser la abuela y la madre a la vez?

– No, para nada. Yo me siento una abuela feliz. Marquitos es el hijo anhelado de mi hija, lo compartimos como cualquiera abuela y como dicen que los abuelos somos consentidores, lo consiento, pero tengo muy claro quién es quién. Yo solamente le presté un rinconcito al bebé para que pudiera desarrollarse. Ambas lo esperamos con mucho amor y desde un principio, yo ocupé el lugar que me correspondía: el de abuela.

-¿Sus hijos a Marquitos lo ven como hermano o sobrino?

– Mis otros hijos lo ven como su sobrino. Ellos me animaron a ayudar a su hermana, no concebían que se estuviese apagando tan joven porque de niña era alegre y uno de sus tantos anhelos era ser madre. Lo único que les preocupaba a mis hijos era que yo fuese a tener un problema, pero gracias a Dios todo salió bien y no hay más que aclarar, porque si mi marido viviera, creo que también sería el abuelo más consentidor del mundo. Cada quien tiene su espacio en nuestros corazones.

“Mi decisión de prestar mi vientre, fue un acto de amor, un acto de amor que ha unido a una familia y dado alegría a un matrimonio”, señaló.

El tema de vientres alquilados en Sinaloa es mucho más común de lo que se piensa, las sinaloenses los han prestado por humanidad, amistad… y por dinero.

Sin embargo, pese a que en Sinaloa está permitido por la ley subrogar un vientre, pocos o nade lo sabe, ni siquiera las autoridades de salud.

El secretario de salud, Efrén Encinas, aseguró que en Sinaloa no se tiene información de que en el estado se hayan dado alumbramientos por el método de vientre subrogado.

“En lo particular no tenemos datos específicos de vientres subrogados, sabemos lo de las leyes y propuestas al respecto por lo que se ha manejado en los medios de comunicación, pero datos precisos de vientres subrogados como tal en el estado no los tenemos, sé que es un método en específico, pero se requiere de las individuales en el marco de la ley”, indicó.

“Desde el punto de vista normal, legal autorizados, creo que en el estado no se han dado, porque en otros estados está autorizado, pero en Sinaloa todavía no”, dijo.

La señora Verónica precisó que tuvieron que salir al extranjero en busca de la felicidad porque en el país no estaba permitido, sin embargo, ella como la mayoría de los sinaloenses no saben que la gestación subrogada en México únicamente está legalizada precisamente en Sinaloa y Tabasco y sólo pueden acceder a este método los ciudadanos mexicanos.

Renté mi vientre por dinero

Otro caso, es de la sinaloense de profesión enfermera, presta sus servicios en un centro hospitalario de los Ángeles California.

Se casó con un estadounidense, han formado un bonito matrimonio, muy avenido, asegura su mamá.

Al contactar con Mayra a través de Wasap, cuenta que es muy común en el estado de California subrogar los vientres y ella al estar en constante trato con este tema por su profesión, lo platicó con su marido y empezaron a planear hacer negocio con este tema.

Señala que es madre de familia de dos menores y que se pusieron de acuerdo con una pareja norteamericana que buscaba tener un bebé.

Se hicieron todos los trámites, a ella le ofrecieron 60 mil dólares “todo marchó muy bien, me pagaban además el médico, el psicólogo y la alimentación”.

Recuerda que tenía cinco meses de embarazo cuando le dieron la mala noticia que la bebé tenía problemas congénitos del corazón, cuando la pareja que la había contratado supo el problema, ya no la quisieron, por lo que le pidieron que tenía que abortarla y que el pago ofrecido al inicio iba a bajar, le pagaron solo 35 mil pesos.

Señala que a ella le dolió tal decisión, pero finalmente lo aceptó. Ya tiene un año de ese embarazo fallido, pero ya está lista para volver a rentar su vientre, porque dice que es un negocio y así lo están viendo, ya que con el primer intento los sacó de problemas económicos.

Para poder realizar un proceso de gestación subrogada en Sinaloa es necesario que los futuros padres sean ciudadanos mexicanos y, además, que la madre de intención tenga incapacidad médica de gestar un bebé.

Tal y como se refleja en el Artículo 283 de la ley sobre técnicas de reproducción asistida del estado de Sinaloa:

La maternidad subrogada se efectúa a través de la práctica médica mediante la cual, una mujer gesta el producto fecundado por un hombre y una mujer, cuando la mujer, padece imposibilidad física o contraindicación médica para llevar a cabo la gestación en su útero y es subrogada por una mujer gestante que lleva en su útero el embrión de los padres subrogados, cuya relación concluye con el nacimiento.

Del mismo modo, los requisitos para ser gestante son: Tener entre 25 y 35 años. Ser madre de un hijo consanguíneo sano. Tener una buena salud física y mental. Dar el consentimiento voluntario de prestar su vientre. Debe acreditar mediante dictamen médico que no estuvo embarazada durante el año previo a la implantación del embrión y que no ha participado más de dos ocasiones consecutivas en este procedimiento. Asimismo, se admite cualquier modalidad de gestación subrogada, esto es, parcial, total, altruista o con compensación.

Sin embargo, existe la propuesta de ley de la diputada Tania Morgan de abolir este artículo para que quede prohibido la maternidad subrogada o de sustitución en el estado y ya se le dio primera lectura el lunes pasado, aunque todo indica que quedará en la congeladora, ya que faltan unos días para que concluya esta legislatura.

El argumento de la diputada panista es que “el mercadeo de vientres se presta a la trata de personas , además no garantiza la protección de las partes involucradas, especialmente los derechos de las mujeres y de los niños”.
Otros diputados están en contra de la propuesta de la legisladora panista, como su compañera de bancada y doctora Francisca Henriquez Ayón, ya que dijo que el vientre subrogado viene a apoyar a muchas mujeres que desgraciadamente no han podido ser madres.

“Lo que se tiene que cuidar es que no se vea como un negocio, o bien que se tenga mucho cuidado de la responsabilidad porque si una mujer subroga su útero y resulta una malformación congénita en el producto, de ahí que se debe de establecer la responsabilidad como la que contrata el útero como la que lo está subrogando, es decir, debe de existir responsabilidad de las dos partes”, indicó.

Precisó que en Sinaloa hay casos que subrogan o prestan su vientre, pero no como un negocio, por ello, dijo que no se debe de ir a la prohibición, sino buscar los caminos para evitar que se haga un negocio, así como sentar las bases para que haya responsabilidad de quienes alquilan un vientre.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso del Estado, Joel Salomón Avitia dijo no compartir la propuesta de la diputada panista porque los vientres subrogados es una práctica que ha venido a darle solución al deseo de tener hijos a muchas familias.

“Esa propuesta es mirar hacia atrás, lo que se tiene que hacer es una regulación profesional y moderna, también es estar en contra del derecho de toda persona a la posibilidad de ser padres”, concluyó.

El Sol de Sinaloa

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons