jueves , 13 diciembre 2018

Nuestros diputados serán” burros”…pero no delincuentes: Graciela Domínguez

Nuestros diputados serán” burros”…pero no delincuentes: Graciela Domínguez

Irene Medrano Villanueva

¡Dan pena ajena…!, lamentaban asistentes a la sesión, cuando diputados en tribuna trastabillaban al hablar o cambiaban las palabras al estar leyendo. Otros de plano no hilvanaban las sílabas y algunos más se anotaron para un tema y salieron con otra cosa.

Este hecho, es en cada sesión. Pocos son los legisladores que leen bien sus posicionamientos, de inmediato se conoce quiénes no lo estudian, porque ni siquiera saben lo que están diciendo, como ha sido el caso del diputado de Morena, Fernando Mascareño, quien en días pasados en tribuna dejó muy mal parados a sus compañeros de bancada, que incluso algunos, avergonzados, se escondían en su curul porque para el diputado los puntos y comas eran como meros jeroglíficos. Los desconocía.

Otros y otras toman la tribuna y sin ningún respeto vociferan como si estuvieran en una cantina, situación que ya está incomodando a algunos diputados que tienen experiencia legislativa.

En conferencia de prensa, las y los diputados del PRI lamentaban la falta de preparación de sus pares de Morena, pero lo más preocupante, decían, es que no tienen la voluntad de aprender.

La diputada Ana Cecilia Moreno Romero ponía como ejemplo la participación de los legisladores en comisiones, ya que a dos meses de haber iniciado la legislatura, siguen igual, la inexperiencia y la falta de voluntad para prepararse deja mucho que desear.

Pese a que tienen con qué contratar un buen asesor, no lo hacen y siguen igual o peor.

Mientras los priistas exhibían la falta de preparación de algunos legisladores, un burrito trataba de ingresar al Congreso, sólo las rejas se lo impidieron, tal hecho fue festinado por los parlamentarios.

“El burro está perdido y buscada a sus pares… Que los guardias lo dejen entrar”, bromeaban.

¡Aquí hay muchos…y a lo mejor éste aprende más rápido!, bromeaba la diputada Cecilia Moreno.

¡Quiere ser la mascota!, decían otros.

“Es realmente triste que nuestros compañeros no se preparen”, terciaba el diputado del PAN, Jorge Villalobos.

¡Arre, burro, arre. Anda más deprisa que llegamos tarde. Arre borriquito…”, tarareaban en las curules, a propósito de Navidad.

“Vamos a subir un punto de acuerdo de urgente y obvia resolución para que el burrito tenga la mejor curul en este recinto y que lo acomoden en el grupo de Morena”, decían.

Una de las diputadas de Morena aceptaba la triste realidad:

“Mis compañeros no se han querido preparar. No han querido escuchar la recomendación de nuestro presidente Andrés Manuel. Cuando andaba en campaña, decía que teníamos que ser como muéganos, es decir, unidos, pero por más que les pedimos que se preparen, que jalemos juntos, sí atienden el llamado, pero para andar como los cangrejos”.

Las diputadas del PRI también evidenciaron a los presidentes de las comisiones, la gran mayoría de Morena, muchos de ellos no asisten a las reuniones, hacen esperar a los invitados, como son secretarios de Estado y durante su participación, la verdad, dijeron, dan pena ajena.

La sesión continuó, el burro se fue, no lo dejaron entrar “porque a lo mejor nos da una cátedra”, bromeaban, mientras Martita Arredondo, la secretaria parlamentaria a la que los legisladores la han bautizado como la maestra Canuta, “aunque es bien portada, no usa el garrote y nos tiene mucha paciencia”.

Martita los defendía: “Ahí van…ahí van…”, pero admitió que tiene algunos que son indisciplinados y no atienden los llamados.

La coordinadora del grupo parlamentario de Morena, Graciela Domínguez, con una sola frase lapidaria, acabó con la polémica: burros, pero no delincuentes.

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons