miércoles , 18 septiembre 2019

Tomar refrescos, aunque sean light, aumenta el riesgo de muerte: estudio

Tomar refrescos, aunque sean light, aumenta el riesgo de muerte: estudio

El mayor consumo de refrescos (light o regulares) y bebidas azucaradas aparece vinculado con un aumento del riesgo de muerte por todo tipo de enfermedades, excepto cáncer, según un estudio en diez países europeos a lo largo de 16 años, informó la revista Internal Medicine de la Asociación Médica Estadounidense (JAMA).

El contingente de población analizado incluyó 451 mil 743 participantes de Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Holanda, Noruega, España, Suecia y el Reino Unido reclutados entre enero de 1992 y diciembre de 2000, y lo condujo Neil Murphy, de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer en Lyon.

Los investigadores enfocaron su atención en el consumo de refrescos o bebidas con azúcar o con edulcorantes artificiales, y en las causas de más de 41 mil muertes ocurridas en el período cubierto por el estudio.

«El consumo frecuente de bebidas gaseosas azucaradas incrementa la ingestión de energía lo cual puede conducir al aumento de peso y la obesidad», señaló el estudio.

«En 2010 el costo mundial de las enfermedades cardiovasculares asociadas con la adiposidad, de los cánceres y diabetes tipo 2 relacionados con el consumo de bebidas gaseosas y endulzadas se calculó en 184 mil muertes», agregó.

Las compañías productoras de estas bebidas en años recientes han modificado las sodas reemplazando el azúcar con edulcorantes con bajo contenido de calorías, o sin ellas, un cambio impulsado por la mayor conciencia de los consumidores acerca del impacto sobre la salud, así como por herramientas fiscales tales como los impuestos.

«Los refrescos light (endulzados artificialmente) tienen pocas calorías o ninguna, pero sus implicaciones fisiológicas y para la salud son, en gran medida, desconocidas», apuntó el estudio.

El estudio incluyó 321 mil 81 mujeres (71.1 por ciento de los participantes) y 130 mil 662 hombres, con una edad promedio de 50.8 años. Los investigadores clasificaron a los participantes entre los que habían consumido pocos refrescos endulzadas (un vaso por mes), y los consumidores más entusiastas que habían bebido dos o más vasos de sodas por día.

Después de un seguimiento promedio de 16,4 años se registraron las muertes de 18 mil 302 hombres y 23 mil 391 mujeres. De éstas, 18 mil tres muertes, o 43.2 por ciento del total, se debieron a cáncer; nueve mil 106 (21.8 por ciento) resultaron de enfermedades vasculares, y mil 213 (2.9 por ciento) se debieron a enfermedades digestivas.

Los investigadores señalaron que no se halló una relación entre el consumo de refrescos y la tasa general de muertes por cáncer.

«Los resultados de este estudio sustentan las campañas de salud pública en marcha que apuntan a reducir el consumo de bebidas azucaradas», concluyó el artículo.

Simple Share Buttons