domingo , 11 abril 2021

Reino Unido ya no es parte de la Unión Europea; qué pasará ahora

Reino Unido ya no es parte de la Unión Europea; qué pasará ahora

Reino Unido ya no es parte de la Unión Europea (UE), se consumó el Brexit.

El país se convirtió en la madrugada de este sábado en el primero que abandona la UE y lo hizo tras un tumultuoso proceso de «divorcio» de más de tres años.

El primer ministro británico, Boris Johnson, en un mensaje televisado señaló que «lo más importante que hay que decir es que esto no es un final, sino un comienzo».

«Queremos que sea el inicio de una nueva era de cooperación amistosa entre la Unión Europea y un energético Reino Unido», agregó.

El discurso fue transmitido en la televisión a nivel nacional y en pantallas en el centro de Londres, donde cientos de personas se congregaron para celebrar la salida de la UE.

«Creo que vamos a tener un gran futuro, libre. Vamos a poder crear nuestras propias reglas, nuestras propias regulaciones, es brillante. Hay un futuro brillante por delante», opinó en Birmingham el ex parlamentario Bill Etheridge.

Opositores al Brexit también se congregaron en vigilias en diversas ciudades de Reino Unido.

Susie Courtault, en Hove (sur de Inglaterra), lamentó que Reino Unido diera este paso: «Ha sido un día muy triste para todos aquellos que hemos estado luchando durante los últimos tres años para evitar que el Reino Unido abandone la UE».

En tanto, la bandera británica fue retirada de las diferentes sedes de las instituciones europeas.

La bandera de Reino Unido fue retirada tanto del Consejo Europeo en Bruselas, como del Parlamento Europeo en Estrasburgo.

¿Qué implica la salida de la UE?

En primer lugar, que los británicos ya no estarán representados en instituciones europeas.

Y segundo, que comenzó un periodo de transición clave para saber cómo será la futura relación entre británicos y europeos.

Durante el periodo de transición, Reino Unido seguirá acatando las normas de la UE y contribuyendo a su presupuesto.

De hecho, permanece en la unión aduanera y en el mercado único, pero queda fuera de las instituciones políticas y del Parlamento.

Se aproximan una serie de fechas importantes en el calendario de este complejo proceso que se puso en marcha hace tres años y medio con el referendo sobre la salida de Reino Unido de la UE en el que votó «Sí» un 52%.

La más importante, seguramente, es el 31 de diciembre de 2020, cuando termina la transición. El primer ministro Johnson se comprometió a no extender la fecha.

Pero no es la única.

¿Cómo abordará Reino Unido los desafíos a los que se enfrenta ahora?

1. El futuro acuerdo comercial

En el periodo de transición se trabajará para negociar un acuerdo comercial que se antoja una de las cuestiones más urgentes que el gobierno británico post-Brexit debe resolver.

El gobierno británico quiere que sus bienes y servicios tengan el mayor acceso posible al bloque europeo, pero dejó claro que abandonará la unión aduanera y el mercado único, y que deberá poner fin a la jurisdicción general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Las conversaciones formales solo pueden iniciarse en marzo de 2020.

Un acuerdo de libre comercio permitiría que los bienes británicos circulen por la UE sin chequeos o cargos adicionales.

Si no negocia y ratifica un nuevo acuerdo a tiempo (para finales de año), Reino Unido se enfrentará a la posibilidad de que le impongan aranceles sobre sus exportaciones a la UE.

Johnson argumentó que, dado que Reino Unido está completamente alineado con las normas europeas, la negociación no debería tener muchas complicaciones.

Sin embargo, sus críticos señalan que su deseo de tener la libertad de divergir de las reglas europeas para poder establecer acuerdos con otros países como Estados Unidos podría dificultar las negociaciones.

También hay que tener en cuenta que el «divorcio» de la UE le cuesta dinero a Reino Unido, aunque el (repetido) retraso del Brexit redujo la cantidad, pues ya se abonó una parte en contribuciones habituales.

Según investigaciones del equipo Reality Check de la BBC —con datos de la Oficina para la Responsabilidad Presupuestaria de Reino Unido— la «factura» de ese divorcio asciende a unos US$39.000 millones.

La mayor parte se pagará en 2022, aunque habrá pagos menores hasta la década de 2060.

Con ese dinero, Reino Unido contribuirá al presupuesto de la UE para 2020 y también a compromisos que asumió cuando aún era miembro del bloque.

(Con información de CNN)

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons