sábado , 6 marzo 2021

Mujer da a luz en coma por coronavirus y abraza a su bebé 10 días después

Mujer da a luz en coma por coronavirus y abraza a su bebé 10 días después

“Todos sentimos levantarse un enorme peso cuando la vimos conocer a su bebé”. Así resume el jefe de ginecología del hospital Southside, en Long Island (Nueva York), el desenlace “milagroso” de una paciente que ingresó con coronavirus COVID-19 embarazada de 34 semanas y tuvo que someterse a una cesárea de emergencia en un coma inducido.

El doctor Ben Schwartz relató la historia de Yanira Soriano, de 36 años, una madre de tres hijos que este miércoles vio y tuvo en brazos por primera vez a su pequeño Walter tras darle a luz el pasado 3 de abril conectada a un respirador, una dura decisión en la que su equipo tuvo “miedo de que fuera a morir”, según admitió.

Cuando Soriano llevaba tres días en la UCI, “hubo una discusión en el hospital sobre si debería parir tan pronto, a las 34 semanas y media, pero su condición empezó a empeorar. No podía respirar, necesitaba oxígeno”, recordó el jefe de ginecología, un situación en la que los profesionales también temieron que el “bebé pudiera quedar lesionado y quizás no sobrevivir”.

Mientras decidíamos inducirla al parto, se puso peor y peor, y tuvimos que llevarla de emergencia para una cesárea y ponerla en un coma inducido. El bebé nació sin que la madre estuviera despierta y los pediatras lo cuidaron. Estuvo increíble y lo transferimos a observación, pero su madre antes del coma estaba muy enferma”, explicó con seriedad.

Los farmacéuticos del hospital situado en Bay Side, a una hora de la ciudad de Nueva York, le dieron “medicamentos que actualmente se están investigando” y la mujer mejoró rápidamente: “Fuera por eso o por el tiempo que pasó, sus condiciones mejoraron y finalmente la pudimos desconectar del respirador, y en poco tiempo le dimos el alta”.

Schwartz consideró “milagroso” el desenlace de su paciente, a la que todo el mundo conocía en el hospital, desde los cocineros hasta los guardias de seguridad y los médicos de otros departamentos, y destacó “que todos pusieron de su parte en el cuidado de la joven, por lo que sentimos un peso enorme levantarse al verla conocer a su hijo”.

Hace una semana, la crisis del COVID-19 “parecía no tener fin” y a día de hoy siguen falleciendo cientos de personas en el estado de Nueva York, epicentro de la pandemia en Estados Unidos, pero se está dando de alta a más pacientes y está “ralentizándose” el ritmo de hospitalización, algo que el médico atribuye a las medidas de “cierre” de la economía en el país.

“Sentimos que las cosas están mejorando un poco y simplemente seguimos trabajando muy duro. No podemos salvar a todo el mundo, pero cada paciente es importante”, afirmó este ginecólogo, que destaca cómo sanitarios y voluntarios se vuelcan en el acompañamiento emocional, “dando la mano o facilitando FaceTime” a los enfermos, que no pueden recibir visitas.

(Con información de Noticieros Televisa)

Hazte seguidor de Café Negro Portal con solo darle “Me gusta” a nuestra página www.cafenegroportal.com.

Simple Share Buttons